Vapor "Rey Jaime II"

Integrado en la flota de Trasmediterránea en 1918 al convertirse

la Isleña Marítima en empresa filial de la Compañía Trasmediterránea

Última actualización: 18 de junio de 2013
CARACTERÍSTICAS
Nombres y propietariosCorte (1906 - 1910)

Compagnie Fraissinet, de Marsella

Rey Jaime II (1910 - 1930)

Isleña Marítima

Rey Jaime II (1930 - 1962)

Compañía Trasmediterránea
TipoMixto Pasaje/Carga
Año de construcción1906 (LR-1918)
AstillerosSwan Hunter & Wigham Richardson Ltd.

Low Walker - Newcastle - Inglaterra

(LR-1918)
Número de construcción762 (Miramar)
Armador de la contrataciónCompagnie Fraissinet, de Marsella
Armador receptor del buqueCompagnie Fraissinet, de Marsella
Fecha de la botadura23 de julio de 1906 (Miramar)
Fecha de la entregaSeptiembre de 1906 (Miramar)
FinalDesguazado en Málaga en 1962

(Historia de la Flota)
MatrículaPalma de Mallorca - Lista 2ª - Folio 43

(LOB-1951)
Señal de llamadaEAPQ (LOB-1951)
Identificación5602616 (Miramar)
Entidad clasificadoraBureau Veritas (LOB-1951)
Clasificación+ . 3/3 L. 1. 1.

con última visita de agosto de 1948

(LOB-1951)
Material del cascoAcero (LR-1918)
Desplazamiento en máxima carga2.150 t (LOB-1951)
Peso muerto944 t (LR-1956)
Registro bruto1.370 t (LR-1956)
Registro bajo cubierta1.214 t (LR-1918)
Registro neto580 t (LR-1956)
Eslora total83,20 m (Todo avante)
Eslora e.p.p.80,01 m (LR-1956)
Manga máxima10,50 m (LR-1956)
Puntal de construcción6,44 m (LOB-1951)
Puntal de bodega2,22 m (LOB-1951)
Franco bordo1.800 mm (LOB-1930)
Calado máximo5,05 m (Historia de la Flota)
Número de cubiertas2 (LR-1918)
Cubicación de bodegasGrano: 511 m3

Balas: 413 m3

(LOB-1951)
Cubicación de entrepuentesGrano: 285 m3

Balas: 253 m3

(LOB-1951)
Dimensiones de la escotilla mayor4,3 x 2,9 m

(LOB-1951)
Pluma de mayor potencia1 t (LOB-1951)
Abra5 m (LOB-1951)
Pasajeros321 (Historia de la Flota)
Potencia de propulsión363 NHP (LR-1918)
Velocidad en pruebas18,75 nudos
Velocidad en servicio16,5 nudos (Historia de la Flota)
PropulsiónUna máquina alternativa de vapor de triple expansión de 4 cilindros.

1 de AP de 744 mm de diámetro

1 de MP de 1.154 mm de diámetro

2 de BP de 1.333 mm de diámetro

por una carrera de 1.154 mm

Fabricada por Swan Hunter & Wigham Richardson de Newcastle.

4 Calderas a una presión de 11 kp/cm2

(LR-1956 y LOB-1951)
Tipo de combustibleCarbón (LOB-1951)
Capacidad de las carboneras180 t (LOB-1951)
Consumo por singladura36 t (LOB-1951)
Capacidad de los tanques de lastre194 t (LOB-1930)
Capacidad de los tanques de agua destilada34 t (LOB-1930)
HISTORIAL

Primera etapa de su vida marinera bajo pabellón francés

La Compagnie Fraissinet de Marsella, que tenía los servicios regulares con Córcega, encargó a los astilleros Swan, Hunter & Wigham Richardson Ltd., de Newcastle, la construcción de tres bellísimos vapores correo gemelos a los que bautizó Golo, Liamone y Corte.

Eran unos buques de 2.150 t de desplazamiento y 1.370 t de registro bruto propulsados por una máquina alternativa de vapor de triple expansión con cuatro cilindros, que alimentada por cuatro calderas le proporcionaban una velocidad de crucero de 16,5 nudos.

Cuando entraron en servicio eran los vapores correo más rápidos del Mediterráneo, ya que dieron 18,75 nudos de velocidad en las pruebas oficiales.

El Corte fue botado el 23 de julio de 1906 en las instalaciones de Low Walker, siendo la construcción número 762 de los mencionados astilleros. Fue entregado a sus propietarios en septiembre del mismo año y destinado a cubrir la línea Marsella-Córcega junto a uno de sus gemelos. En su viaje inaugural llevó a bordo al presidente de la República francesa Mr. Loubet.

El Corte nuevo "cisne" para la Isleña Marítima

Promulgada la Ley de Comunicaciones Marítimas el 14 de junio de 1909, por Real Decreto del Ministerio de Fomento de 12 de marzo de 1910 se convocó un concurso público entre armadores y navieros nacionales para la contratación, por un período de diez años, de las comunicaciones regulares con Baleares, que sufrían un incremento extraordinario, pues además de las líneas con los puertos del Levante español, se establecieron, por vez primera, otras con Marsella, Argel y Cabrera, así como desde Barcelona a Ibiza y de este puerto a Formentera, ofreciendo el Estado una suvención anual de 1.772.181 pesetas.

Resuelto el concurso, se adjudicaron estos servicios regulares a la Isleña Marítima por un período de diez años, que daba comienzo el primer día de julio de 1910.

El pliego de condiciones exigía once buques y la naviera concesionaria contaba solamente con seis, viéndose precisada a conseguir otros cinco. La Isleña Marítima adquirió cuatro buques ya en servicio y, en agosto de 1910, contrató con los astilleros Odero, de Sestri Ponente, en Génova, la construcción de un vapor de gran capacidad y mucho andar para cubrir la línea rápida Palma-Barcelona.

Uno de los buques en servicio que adquirió la Isleña Marítima fue el Corte de la naviera Fraissinet. El buque fue adquirido en 1910 realizándose su entrega en el puerto de Marsella el 24 de octubre. A las tres de la tarde del 11 de noviembre salió rumbo a Palma, adonde llegó a las ocho de la mañana del día siguiente, al mando del capitán Ricardo Terrasa, piloto Antonio Dezcallar Montis y primer maquinista Antonio Thomás Sintes.

El nuevo vapor fue recibido por el alto personal de la Isleña y numerosas personas que se habían congregado en el puerto para presenciar su llegada. Todos los buques surtos en el puerto empavesaron sus banderas en señal de bienvenida. Posteriormente, junto al Rey Jaime I y el último Mallorca, formarían un trío de buques de vapor que fueron los mayores que jamás poseyó una casa naviera de las Baleares.

El Rey Jaime II, nombre que recibió el nuevo buque, permaneció amarrado en el puerto de Palma por un período de casi dos meses, en el transcurso del cual se efectuaron obras de remozamiento general, y en especial la adaptación de sus cámaras para el mejor desempeño de su nuevo cometido. Se le añadió también una artística ornamentación en la popa, de madera tallada y dorada, que realizó el artista de Palma José Fullana, autor de muchos mascarones de proa de veleros de su tiempo, que había sido discípulo del muy prestigioso tallista José Rosselló, "Mestre Pep de Sa Torre".

El 27 de diciembre se verificaron las pruebas oficiales de velocidad, estando integrada la comisión oficial, bajo cuya inspección debían realizarse, por el ingeniero de la Armada Don Gonzalo Rubio, segundo comandante de Marina Sr. Pou, el Ayudante de Marina Sr. Delgado, el arqueador Sr. Briñón, el piloto Sr. Guasp, el comandante y jefe de máquinas del cañonero Nueva España, embarcando también el Director y alto personal de la naviera armadora. En esta ocasión el Rey Jaime II logró alcanzar una velocidad sensiblemente superior a los 18 nudos. El día 30 se efectuaron nuevas pruebas de velocidad ante la misma comisión.

El Rey Jaime II realizó su primera salida oficial, con destino a Barcelona, mandado por el capitán Ricardo Terrasa Mas, el mas antiguo de los capitanes de la Isleña Marítima, al ser entonces el Rey Jaime II el mayor buque de la casa. Zarpó a las 10 de la noche del 1 de enero de 1911, domingo, y repitió este mismo servicio todos los domingos y miércoles, en la que era llamada la línea rápida. Medio año mas tarde, al incorporarse el nuevo vapor Rey Jaime I, tomó éste dicha línea y el Rey Jaime II paso a cubrir la ordinaria, también con dos servicios semanales y durante varios años estuvo cubriendo, principalmente, los servicios entre Palma, Barcelona y Valencia.

Durante el transcurso de la guerra europea estuvo dedicado a las líneas de Palma a Marsella y de Palma a Argel, teniendo ocasión de prestar muy meritorios servicios de salvamento de náufragos.

El 12 de abril de 1916, en ruta de Marsella a Palma, mandado por “Es capità Serena”, don Guillermo Pujol y piloto don Mariano Massot, recogió a 33 tripulantes del vapor francés Vega, que procedente de Santos y Río de Janeiro, se dirigía a Marsella, y navegando a unas 80 millas al Este de Barcelona, fue torpedeado por un submarino alemán. Los náufragos llegaron a Palma y a la semana siguiente embarcaron con destino a Marsella a bordo del mismo buque que los salvó, en cuyo puerto, pasaron a bordo del Rey Jaime II el capitán y oficiales del vapor Vega, llegados ya a su destino, para testimoniar el agradecimiento al capitán y tripulantes del Rey Jaime II.

El 14 de diciembre de 1916, en la citada ruta y cuando navegaba a unas cinco millas del puerto de origen, avistó al vapor Caledonia que estaba hundiéndose tras haber chocado con una mina submarina. El capitán del Rey Jaime II, Guillermo Pujol, a pesar del peligro de la situación, no vaciló en acudir en auxilio de los náufragos, consiguiendo rescatar a 234, tras lo cual volvió a Marsella para desembarcarlos.

El Rey Jaime II bajo la contraseña de la Compañía Trasmediterránea

Al constituirse la Compañía Trasmediterránea, el 25 de noviembre de 1916, el aporte financiero y de buques estuvo formalizado por las navieras Compañía Valenciana de Vapores Correos de África, Sociedad Línea de Vapores Tintoré, Ferrer Peset Hermanos y Sociedad Anónima Navegación e Industria.

El día 1 de enero de 1917, la Compañía Trasmediterránea inició sus actividades en el mundo marítimo mercantil, con 44 buques repartidos en puertos del litoral español que ondearon por primera vez en sus mástiles el gallardete de la Empresa recientemente fundada y en ese año ya estaban en su poder las comunicaciones rápidas y regulares del grupo África y de la Península a Canarias. No obstante, la aspiración de la nueva naviera era llegar a asumir cuanto antes la totalidad de las comunicaciones rápidas y regulares, para lo que restaba conseguir los servicios del sector Baleares, así como los interinsulares de Canarias. Eran concesionarias de los servicios de Baleares la Isleña Marítima, con sede en Palma de Mallorca, y la Marítima Compañía Mahonesa de Vapores, con domicilio social en Mahón.

La Compañía Trasmediterránea inició gestiones el mismo año 1917, para conseguir la absorción de ambas navieras isleñas a fin de asumir las comunicaciones con el archipiélago balear. Se daba la circunstancia de que ambas empresas eran sociedades anónimas, ligadas al Estado por un Contrato que las obligaba a prestar los servicios de comunicaciones marítimas postales entre la Península y Baleares. Por esta razón se acordó como fórmula más práctica y viable, la adquisición de la totalidad de acciones de ambas sociedades navieras, a fin de que pudieran quedar integradas en la Compañía Trasmediterránea.

Las negociaciones con la Isleña Marítima fueron muy laboriosas, y después de vencer innumerables dificultades, con la resistencia de los que se oponían a la desaparición de una naviera tan vinculada a Mallorca, a principios de 1918 la Compañía Trasmediterránea consiguió la mayoría de las acciones de Isleña Marítima. De ese modo la tradicional naviera mallorquina, se convertía en filial de Trasmediterránea desde 1918.

El Rey Jaime II navegó especialmente en el sector de Baleares, interrumpiendo sus servicios normales sólo circunstancialmente. En los últimos meses de 1920 prestó servicios en la línea de Barcelona a Génova, el 29 de diciembre del mismo año salió de Barcelona con destino a Málaga y a principios de 1921 prestó servicios en la línea de Cádiz a Canarias.

El 1 de septiembre de 1921, estando en el puerto de Valencia, fue requisado por el Gobierno para efectuar transporte de tropas a Marruecos. El 2 de octubre salió con destino a Tarragona para transportar tropas a Melilla, regresando a Palma el 7 de octubre.

Durante la mayor parte del año 1922 prestó servicios en la línea Barcelona-Mahón, que repitió en años sucesivos con frecuencia. En agosto de 1924 fue destinado a la línea de Canarias en sustitución del Escolano.

El Rey Jaime II en el desembarco de Alhucemas

El 15 de agosto de 1925, capitán Francisco Marsal Español, salió de Barcelona con destino a Marruecos con efectos militares y a principios de septiembre participó en las operaciones del desembarco de Alhucemas, en que formó parte del convoy que en el puerto de Ceuta embarcó el día 5 de septiembre la Columna Saro integrando la sexta flotilla, juntamente con el Escolano, Barceló, Cirilo Amorós, y Andalucía.

El cuadro de mandos en el momento de participar en esta operación estaba constituido por: capitán Francisco Marsal Español, pilotos Pablo Roca Roca y Rafael Palmer Moll, radiotelegrafista Antonio Bascuñana y maquinistas Jaime Serra Calafat, Sebastián Ripoll y Miguel Garau Vidal.

Vuelta a sus servicios habituales

En diciembre de 1925 volvió al sector de Baleares y el 4 de mayo de 1926 salió con destino a Barcelona para embarcar a los participantes del XIV Congreso Geológico Internacional con destino a Cádiz, Canarias y Sevilla en donde finalizó la expedición.

El 29 de septiembre de 1927 embarcó a bordo del Rey Jaime II el presidente del Gobierno, Miguel Primo de Rivera, quien embarcó en el puerto de Barcelona con destino a Palma con el objeto de sostener una entrevista en Formentor con Mr. Chamberlain. El día 30 emprendió nuevamente viaje con destino a Barcelona.

Desde 1929 y hasta 1935, con frecuencia cubrió la línea de Barcelona a Mahón y fue entonces cuando sucedieron los dos incidentes más importantes de su vida marinera, el primero de ellos ocurrió el 23 de diciembre de 1929, al pasar por el freu existente entre las islas de Menorca y Aire tocó fondo, ocasionándole fractura del codaste y destrozos en el timón.

En el año 1930 pasó a propiedad de la Compañía Trasmediterránea integrándose en su flota en la que navegó hasta el final de sus dias.

El 6 de febrero de 1933, en viaje de Barcelona a Mahón, con escala en Alcudia y debido a una densa niebla, quedó varado en la cala de Biniparratx junto a la Punta den Font. En su auxilio salió de Palma el vapor Bellver, con elementos de salvamento, pero no pudo ponerlo a flote. En determinados momentos se dió el barco por perdido pero posteriormente un equipo de salvamento acudió en su auxilio a bordo del remolcador danés Geir, consiguiendo reflotarlo el día 16 del mismo mes y remolcarlo a Mahón, donde sufrió las primeras reparaciones y a mediados de marzo fue a Valencia para terminar los trabajos en la factoría de Unión Naval de Levante.

A su capitán, Don José Caldés Clar, le tocó vivir la sensación inenarrable de despertar de su descanso con la sacudida del casco de su buque tocando fondo. El impacto emocional que le causó este percance no lo olvidó mientras vivió. El capitán Caldés, hijo del también capitán Don José Caldés Ferragut, siguió al mando del Rey Jaime II, al que mandó durante mas de veinte años.

Desde el 7 de febrero de 1936 prestó servicios en las líneas de Palma a Ibiza y Alicante y de Palma a Tarragona, hasta julio de 1936 en que estalló la guerra civil.

El Rey Jaime II durante la guerra civil española

El 17 de julio de 1936 salió en viaje de itinerario de Palma con destino a Ibiza y Alicante, a cuyo puerto llegó el 18. Permaneció en el puerto de Alicante varios meses, cumpliendo la misión de cárcel flotante y posteriormente, por cuenta del Gobierno republicano, verificó un viaje a Valencia, varios desde Alicante a Orán y otros desde Barcelona a Marsella.

También realizó varios viajes como buque correo desde Barcelona a Mahón en octubre de 1936, el primero de los cuales salió de la Ciudad Condal el 5 de octubre, y en los meses siguientes realizó algunos aislados viajes en el mismo sector.

El 17 de septiembre de 1937, salió de Barcelona con destino a Mahón, juntamente con el J.J. Sister, custodiados por los destructores Almirante Antequera, Gravina y Sánchez Barcaiztegui, y cuando el convoy había navegado unas 35 millas desde Barcelona, fue interceptado por el crucero Canarias. Los destructores diéronse a la fuga y los dos mercantes indefensos fueron apresados y conducidos a Palma. Era capitán del Rey Jaime II don Pedro Regalado Palacios.

En la factoría de Matagorda fue armado como crucero auxiliar con dos piezas de 101 mm prestando importantes servicios participando en muchas expediciones como buque de transporte.

En los últimos meses de la guerra, transportó tropas desde Barcelona a Mahón, recién liberada la isla, participando después en la famosa revista naval de Salou. En marzo embarcó en el puerto de Málaga a 800 hombres de Infantería de Marina con destino a Cartagena en el fallido intento de desembarque.

Los tiempos de la posguerra

Finalizada la guerra, el Rey Jaime II, fue entregado nuevamente a la Compañía Trasmediterránea sufriendo en el puerto de Cádiz una importante reparación después de tanto tiempo de intenso trabajo, reintegrándose el día primero de agosto de 1939 a los servicios de Baleares.

Llegó a Palma procedente de Cádiz y el día 2 salió con destino a Ibiza y Alicante, prestando en el transcurso de varios meses una expedición semanal de Palma a Valencia y otra a Ibiza y Alicante.

En este período de la posguerra y durante más de veinte años permaneció este buque en el sector de Baleares con algún breve i n t e r v a l o, como ocurrió en 1945 en que circunstancialmente prestó servicios en la línea de Ceuta a Melilla, con extensión a Almería.

El 28 de septiembre de 1948 se declaró un aparatoso incendio en una de sus bodegas aunque sin consecuencias para su integridad. A principios de 1951 reanudó la línea de Alicante a Orán, interrumpida desde julio de 1936.

El 1 de julio de 1954, cuando entraba en Palma procedente de Mahón, fue embestido por el bou Joven Miguel. El pesquero resultó con averías de consideración en su proa y herido de gravedad un marinero, que falleció días después.

Al incorporarse en 1955 y 1956 las motonaves Ciudad de Barcelona y Ciudad de Burgos, el Rey Jaime II pasó a buque de reserva, permaneciendo amarrado en el dique del Oeste durante largo tiempo y sólo circunstancialmente prestó servicios en las líneas de Palma a Mahón, Ibiza, Alicante y Cabrera.

El 9 de octubre de 1955 embarcó en Alicante con destino a Ibiza el Nuncio de Su Santidad en España Monseñor Hildebrando Antoniutti.

El 8 de febrero de 1957, al enfilar la bocana de Ibiza con destino a Alicante, abordó al bou Josefa Cano, que se hundió inmediatamente.

Última etapa de su vida marinera

En el transcurso del verano de 1960 prestó sus últimos servicios en el sector de Baleares, cubriendo unas expediciones de Palma a Ibiza y finalizado este período de servicios extraordinarios de verano pasó a la línea de Almería a Melilla y de este puerto a Ceuta, hasta que en 1961 quedó inmovilizado en el puerto de Barcelona mientras se tramitaba la venta del mismo.

Causó baja del contrato de comunicaciones marítimas por Orden de la Subsecretaría de la Marina Mercante de 30 de octubre de 1961, anunciándose la venta del mismo en pública subasta convocada por segunda vez fue vendido a unos desguazadores de Málaga, a cuyo puerto fue remolcado desde Barcelona en abril de 1962.

Referencias documentales:

Libro "La Marina en las Baleares" de Juan Pou Muntaner.

Libro "Vapores de las Islas Baleares" de Ramón Sampol Isern.

Libro "Historia de la Flota" de Juan Carlos Díaz Lorenzo.

Libro "Todo avante" de Marino Gómez-Santos.

Libro "Orígenes y constitución de la Compañía Trasmediterrànea. Evolución comercial y económica en el siglo XX", de Francisco Font Betanzos.

Blog www.vidamaritima.com de Vicente Sanahuja.

Web www.miramarshipindex.org.nz.

Lloyd´s Register of Shipping años 1918 y 1956.

Lista Oficial de Buques españoles años 1930 y 1951.

GALERÍA DE IMÁGENES
El Rey Jaime II cuando era el Corté de la Compagnie Fraissinet

Archivo: Vicente Sanahuja
El Golo, otro de los trillizos de Fraissinet y gemelo del Rey Jaime II

http://diaressada.alger.free.fr
Postal de la época con la imagen del Rey Jaime II

Archivo: Juan Ignacio Bas Grau
El Rey Jaime II saliendo del puerto de Palma de Mallorca

Archivo: Vicente Sanahuja

www.vidamaritima.com
Atracado en el puerto de Palma de Mallorca

Archivo: Juan Ignacio Bas Grau
El Rey Jaime II en el puerto de Argel

http://diaressaada.alger.free.fr
Postal corporativa del vapor Rey Jaime II

Archivo: Juan Ignacio Bas Grau
El Rey Jaime II en Mahón, después del cerramiento de parte de su cubierta principal

Del libro "Menorca records d´un temps"

www.vidamaritima.com
Atracado en el puerto de Barcelona en el año 1925. A la izquierda de la imagen el Isla de Menorca

Archivo: Autoridad Portuaria de Barcelona
El Rey Jaime II atracado en Barcelona. Al fondo el Ciudad de Palma o Ciudad de Barcelona

Colección Laureano García Fuentes

El embarrancamiento del Rey Jaime II

Cala Biniparratx (Menorca), 6 de febrero de 1933 
El Rey Jaime II embarrancado en cala Biniparratx

Archivo familiar del capitán José Caldés Clar
Detalle de la proa clavada en las rocas
Vista del costado de estribor

Archivo familiar del capitán José Caldés Clar
Vista desde la proa

Del libro "Menorca. Records d´un temps"
Vista por la amura de babor
Varios buques están a la expectativa para prestar auxilio en caso necesario
El Rey Jaime II tomado por su costado de babor
El percance atrajo a multitud de curiosos
El remolcador danés Geir llega en auxilio del Rey Jaime II

Del libro "Menorca. Records d´un temps"
El Rey Jaime II ya reflotado con la ayuda del Geir

Archivo familiar del capitán José Caldés Clar
El Geir preparado para tirar

Archivo: dolfo
Una vez a flote el Geir inicia el remolque

Archivo: Gonyalons
Remolcado y tras la estela del Geir el Rey Jaime II entra en Mahón

Archivo: Gonyalons

El embarrancamiento del Rey Jaime II

Cala Biniparratx (Menorca), 6 de febrero de 1933
Entrando en el puerto de Mahón
Atracado en el puerto de Mahón

Archivo: Vicente Sanahuja

www.vidamaritima.com
El Rey Jaime II entrando en Mahón a la altura de Es Castell

Acuarela de Roberto Hernández

http://elilustradordebarcos.wordpress.com/
En el puerto de Alicante haciendo la línea Alicante-Orán

Archivo Municipal de Alicante

Colección Francisco Sánchez

www.alicante.es
Atracado en Barcelona con la contraseña de la Compañía Trasmediterránea

Archivo familiar del capitán José Caldés Clar
Celebración de la jubilación de varios empleados con asistencia de altos cargos de Trasmediterránea
Tomado por su costado de babor saliendo de Palma de Mallorca

Archivo familiar del capitán José Caldés Clar
Vista del puerto de Mahón con el Rey Jaime II atracado

Del libro "Menorca records d´un temps"
El Rey Jaime II visto por su costado de babor

Del libro de Marino Gómez-Santos "Trasmediterránea. Hacia el nuevo milenio"
Preciosa vista del salón de primera clase del Rey Jaime II

Del libro de Marino Gómez-Santos "Todo Avante"
El Rey Jaime II en Barcelona

Colección Laureano García Fuentes
El momento del embarque del pasaje

Archivo familiar del capitán José Caldés Clar
Atracado en Barcelona mostrando su proa marinera
El Rey Jaime II en Barcelona el año 1961

Fotografía Teo Diedrich

www.andimar.es
Cartel anunciador de la exposición filatélica ExfilPalma 2011, conmemorando el 700 aniversario de la muerte del Rey Jaime II de Mallorca, en la que se ha expuesto material relacionado con el Rey Jaime II

Cortesía de Jesús Oliver Blanco
Postal de la conmemoración con el tema del vapor Rey Jaime II

Cortesía de Jesús Oliver Blanco
Sello emitido con motivo de la conmemoración

Cortesía de Jesús Oliver Blanco