Vapor "Hierro"

Serie "Correíllos negros"

Incorporado a la flota de la Compañía Trasmediterránea en 1930, por la absorción de la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios

Última actualización: 7 de abril de 2014 
CARACTERÍSTICAS
Nombres y propietariosVojvodina (1922 - 1929)

Boka Brod, de Kotor (Yugoslavia)

Hierro (1929 - 1930)

Compañía Vapores Correos Interinsulares Canarios

Hierro (1930 - 1941)

Compañía Trasmediterránea

José Illueca (1941 - 1944)

Sucesor Viuda Enrique Illueca
TipoMixto de Pasaje / Carga
Año de construcción1922 (LR-1944)
ConstructorDanzinger Werft

Danzing (Alemania)

(LR-1944)
Número de construcción22 (Miramar)
Armador de contrataciónBoka Brod Co. (Yugoslavia)
Armador receptor del buqueBoka Brod Co. (Yugoslavia)
Fecha de botaduraMayo de 1922 (Miramar)
FinalBombardeado y hundido por la aviación aliada en aguas de Port-Vendres el 25 de abril de 1944.

(Historia de la Flota)
Identificación5605859  (Miramar)
Señal de llamadaEARO (LR-1944)
Matrícula navalLas Palmas (LR-1930)
Material del cascoAcero (LR-1930)
Número de cubiertas2 (LR-1930)
Registro bruto573 t hasta 1932

648 t desde 1932

(LR-1930 y 1932)
Registro neto322 t hasta 1932

449 t desde 1932

(LR-1930 y 1932)
Eslora e.p.p.46,97 m (LR-1930)
Manga máxima7,38 m (LR-1930)
Puntal de construcción5,30 m (LR-1930)
Calado máximo3,30 m (Historia de la Flota)
Pasajeros60 (Historia de la Flota)
Potencia de propulsión50 NHP (LR-1930)
Velocidad10 nudos (Historia de la Flota)
Planta propulsoraUna máquina alternativa de vapor de 3 cilindros de 320 - 521 - 819 mm de diámetro por 578 mm de carrera, fabricada por Danzinger Werft de Danzing.

(LR-1930)
HISTORIAL

La etapa de la Elder, Dempster & Co.

En el último tercio del siglo XIX los puertos canarios empezaron a ampliarse, y por este motivo, la compañía naviera británica Elder, Dempster & Co. tomó un interés muy especial en ellos. Aunque por aquel entonces existían pequeños depósitos de carbón en las islas, la Elder estaba interesada, desde hacía tiempo, en establecer su propia base de aprovisionamiento para suministrar a sus barcos sin depender de terceros.

Por ese motivo constituyó en el puerto de La Luz la sociedad Gran Canaria Coaling Co. y poco después hizo lo mismo en Santa Cruz con la Tenerife Coaling Co. El abastecimiento del carbón quedaba asegurado mediante el suministro de dos minas del sur de Gales que fueron adquiridas en propiedad.

En 1885, una vez resuelto el apoyo logístico a su flota, la Elder optó por establecer en Las Palmas, la primera sucursal en Canarias de su compañía, que se convirtió en la oficina central de todas las operaciones de la empresa.

En 1887 se convocó una subasta para cubrir el servicio de correos entre las Islas Canarias. Esta subasta fue declarada desierta y en septiembre de 1888 se constituyó, la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios, como filial de la Elder, Dempster & Co., dispuesta a concurrir a la segunda subasta que se celebró en Madrid ese mismo año.

La nueva Compañía consiguió la adjudicación del servicio y procedió a la construcción de los vapores que habían de desempeñarlo, bautizándolos con los nombres de León y Castillo y Viera y Clavijo, en honor de Don Fernando de León y Castillo, que inicio el establecimiento del nuevo servicio interinsular, y el celebre historiador Don José Viera y Clavijo, dos personajes ilustres de las islas. Estos dos buques fueron los primeros León y Castillo y Viera y Clavijo.

La Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios desempeñó el aludido servicio durante unos veintitrés años a plena satisfacción, sin que en tan largo período de tiempo ocurriese ningún accidente de importancia ni la menor interrupción en la entrega de la correspondencia, respondiendo plenamente a las necesidades comerciales requeridas.

Como consecuencia del desarrollo del tráfico interinsular surgió la necesidad de aumentar las comunicaciones así como el tonelaje de los buques, y se anunció el concurso de 27 de Marzo de 1911, en que de nuevo la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios se hizo con la adjudicación.

En el pliego de condiciones del contrato se exigía al adjudicatario que estuviera en posesión de tres vapores de 1.100 toneladas cada uno y otros tres de 550 toneladas, con el fin de realizar seis expediciones mensuales a los puertos del itinerario principal y otras seis expediciones a los puertos de segundo orden, así como una expedición mensual a la colonia de Río de Oro.

Para cumplir las condiciones del contrato, la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios ordenó la construcción de los seis buques en astilleros británicos. Los tres más grandes fueron bautizados con los nombres de Viera y Clavijo, León y Castillo y La Palma y los más pequeños con los de Fuerteventura, Lanzarote y Gomera-Hierro.

Con la llegada de los nuevos buques, la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios dio un gran impulso a las comunicaciones marítimas del archipiélago y, especialmente, al tráfico de pasajeros y mercancías entre los puertos principales. En efecto, el nuevo vapor y sus gemelos, aún en su sencillez, representaban un gran salto cualitativo y suponían una gran mejora en los servicios ofertados por la Compañía.

La prestación del servicio comenzó en enero del citado año con el fletamento de dos buques, siendo sustituidos por los previstos a medida que estos fueron llegando. La nueva flota estaba totalmente incorporada en Abril de 1912, en cuya fecha, y en medio de grandes fastos y celebraciones se inauguraron todos los servicios.

El Vojvodina, una construcción alemana bajo pabellón yugoslavo

Este buque fue construido por los astilleros alemanes Danziger Werft, de Danzing (Alemania) por encargo de la compañía naviera yugoslava Boka Brod Co. de Kotor. Su botadura tuvo lugar en el mes de mayo de 1922, recibiendo el nombre de Vojvodina.

El Vojvodina bajo la contraseña de la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios 

El 15 de junio de 1929 el Vojvodina fue adquirido por la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios por un importe de 360.000 pta. Fue renombrado Hierro, lo que dio lugar a que el playero Gomera-Hierro pasara a llamarse simplemente Gomera.

El Hierro era un buque de características muy similares a las de los tres “playeros”, por lo que se adecuaba mucho a las necesidades de sus nuevos compradores en los servicios interinsulares y en los enlaces de las Canarias con las posesiones de África occidental.

El Hierro bajo la contraseña de la Compañía Trasmediterránea 

En 1930, Don Emilio Ley, Jefe de la Casa Elder en Canarias y Director de la compañía, y Don Juan March, siguiendo las indicaciones del Gobierno, negociaron el traspaso de la concesión de servicios marítimos a la Compañía Trasmediterránea. En el mes de junio se resolvió definitivamente la absorción de la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios, pasando a manos de Trasmediterránea todas las posesiones e instalaciones que tenía la Compañía en todos los puertos Canarios y en la costa africana, la flota de barcos y el personal. El vapor Hierro navegó a partir de entonces con la contraseña de la Trasmediterránea y fue valorado en 509.770,38 pta.

Este buque permaneció poco tiempo en el archipiélago canario, pues la profunda crisis de fletes de los primeros años treinta obligó a las navieras españolas a paralizar parte de sus flotas, y el Hierro quedó inmovilizado en el puerto de Mahón junto a sus compañeros de flota Atlante, Aragón, Generalife, Sagunto y Torras y Bages. En estas condiciones le sorprendió el inicio de la guerra civil española.

Al finalizar la contienda el vapor Hierro se encontraba en estado lastimoso, alcanzado por los bombardeos de la aviación nacional y se pensó que lo más prudente era retirarlo del servicio, pero la falta de buques que sufría España hizo que se reconsiderara la decisión tomada con este buque y se procedió a remolcarlo hasta el puerto de Valencia para ser reparado provisionalmente.

El Hierro bajo la contraseña de Sucesor Viuda Enrique Illueca con el nombre de José Illueca 

El 28 de junio de 1941 el Hierro fue vendido, en el estado en que se encontraba y por 550.000 pesetas, a la naviera Sucesor Viuda de Enrique Illueca, de Valencia. El buque fue reconstruido y transformado en carguero y con su nueva contraseña fue renombrado José Illueca

Final de su vida marinera

La fortuna no acompañó al José Illueca en la nueva etapa de su vida marinera ya que el 25 de abril de 1944, durante la Segunda Guerra Mundial, navegando con un cargamento de naranjas procedente de Valencia con destino a Port-Vendres, fue bombardeado y hundido por la aviación aliada en aguas cercanas al puerto de destino. 

Referencias documentales:

Libro "Historia de la Flota" de Juan Carlos Díaz Lorenzo.

Libro "Todo Avante" de Marino Gómez Santos.

Libro "Al resguardo de Anaga. De la mar y los barcos" de Juan Carlos Díaz Lorenzo. 

Web www.miramarshipindex.org.nz.

Memoria corporativa de 1941.

Registros Lloyd´s Register of Shipping de 1930 al 1944.

GALERÍA DE IMÁGENES
El Hierro tomado por su amura de estribor

Archivo: José M. Juan Togores

Del libro de Juan Carlos Díaz Lorenzo "Al resguardo de Anaga. De los correíllos al fast-ferry"
El vapor Hierro tomado por su aleta de estribor

Archivo: José M. Juan Togores

Del libro de Juan Carlos Díaz Lorenzo "Al resguardo de Anaga. De la mar y los barcos"
El Hierro, ya como José Illueca, con los signos de la neutralidad durante la Segunda Guerra Mundial

Archivo: J.J. López Illueca

www.mar-y-barcos.com