Vapor "Castilla"

Adquirido por la Compañía Trasmediterránea a la

Compañía Anónima de Vapores Vinuesa, en 1917

Última actualización: 22 de julio de 2015
CARACTERÍSTICAS
Nombres y propietariosCastilla (1900-1917)

Compañía Anónima Vapores Vinuesa

Castilla (1917 - 1927)

Compañía Trasmediterránea
TipoCarga
Año de construcción1900 (LR-1923)
AstillerosR. Thompson & Sons Ltd.

Factoría de Southwick, Sunderland (Gran Bretaña)

(Miramar)
Número de construcción218 (Miramar)
Armador de la contrataciónCompañía Anónima Vapores Vinuesa
Armador receptor del buqueCompañía Anónima Vapores Vinuesa
Fecha de la botadura24 de septiembre de 1900 (Miramar)
Fecha de la entregaNoviembre 1900 (LR-1923)
FinalEstando atracado en el puerto de Melilla el 14 de abril de 1927, se desató un violento temporal que ocasionó la rotura de amarras. El buque zozobró y quedó hundido en el interior de la bahía. Fue declarado pérdida total y desguazado seguidamente.

(Miramar)
Identificación5601430 (Miramar)
Matrícula navalSevilla (LOBE-1920)
Material del cascoAcero (LR-1923)
Número de cubiertasDos cubiertas corridas (LR-1923)
Separaciones transversales6 cementadas (LR-1923)
Doble fondoDoble fondo de estructura celular, de 20,12 m a popa, 10,97 m bajo máquina y calderas y 31,70 m a proa, con una capacidad de 310 t. Peak de popa de 10 t.

(LR-1923)
Peso muerto2.100 t (Historia de la Flota)
Registro bruto1.905 t (LR-1923)
Registro bajo cubierta1.252 t (LR-1923)
Registro neto1.085 t (LR-1923)
Eslora total82,50 m (Historia de la Flota)
Eslora e.p.p.79,24 m (LR-1923)
Manga máxima11,28 m (LR-1923)
Puntal de construcción8,38 m (LR-1923)
Calado máximo5,10 m (Historia de la flota)
Potencia de propulsión190 NHP (LR-1923)
Velocidad10 nudos (Historia de la flota)
Planta propulsoraUna máquina alternativa de vapor de triple expansión, 3 cilindros de 508 mm, 838 mm y 1.372 mm de diámetro por 991 mm de carrera, fabricada por N.E.Marine Co. Ltd., en Sunderland.

Dos calderas cilíndricas, fumitubulares, de llama en retorno, dotadas de dos hornos ondulados cada una de ellas, con una superficie total de parrillas de 7,32 m2 y una superficie total de calentamiento de 277,78 m2.

(LR-1923)
HISTORIAL

Castilla, nueva construcción inglesa para la Compañía Anónima Vapores Vinuesa, de Sevilla

La construcción de este buque fue encargada por la naviera sevillana Compañía Anónima de Vapores Vinuesa, a los astilleros Thompson R. & Sons de Sunderland en Gran Bretaña. La construcción se llevó a cabo en la factoría de Southwick (Sunderland), siendo la construcción número 218 de la mencionada factoría. 

La ceremonia de su botadura se llevó a cabo el 24 de septiembre de 1900, recibiendo el nombre de Castilla. El buque fue entregado a la Compañía Anónima Vapores Vinuesa el mes de noviembre siguiente, pasando a prestar sus servicios comerciales bajo esta contraseña.

El Castilla bajo la contraseña de la Compañía Trasmediterránea

El día 1 de enero de 1917, la Compañía Trasmediterránea inició sus actividades en el mundo marítimo mercantil, con 44 buques repartidos en puertos del litoral español que ondearon por primera vez en sus mástiles el gallardete de la Empresa recientemente fundada.

El primer problema que requería urgente y adecuada solución era, sin duda alguna, el de la implantación de unos nuevos itinerarios, ordenando todos los tráficos, atendidos con anterioridad por cada una de las compañías incorporadas a Trasmediterránea, con arreglo al plan de conjunto que permitiera el máximo ahorro de tonelaje, en cuanto esta economía fuera compatible con los intereses del comercio y de la producción nacionales.

Para que este plan pudiera desarrollarse con eficacia, el Consejo de Administración estimó la necesidad de ampliar la flota de la Compañía mediante la compra de cinco vapores, Rius y Taulet (ex Fortuny), Juan Maragall (ex Pinta), Torras y Bages (ex Velázquez), Roger de Flor (ex Arana) y Jacinto Verdaguer (ex Cid), pertenecientes a la Compañía Marítima de Barcelona, con un total de doce mil sesenta toneladas de peso muerto, así como otros cinco vapores, Andalucía, Aragón, Castilla, Cataluña y Navarra, que componían la flota de la Compañía Anónima de Vapores Vinuesa, de Sevilla, que sumaban doce mil ochocientas toneladas de peso muerto, y que conservaron sus nombres.

El Castilla fue dedicado al transporte de carbón y graneles y, cuando se inició la Campaña de Marruecos, permaneció en Palma de Mallorca, entre mayo de 1920 y enero de 1921, siendo sometido a una importante reparación para acondicionarlo como buque hospital. De esta forma participó en la campaña, durante los años 1921 y 1922, repatriando numerosos heridos desde Melilla junto a los vapores Vicente La Roda, Alicante y Antonio López, estos dos últimos integrantes de la flota de la Compañía Trasatlántica. 

El Castilla en el desembarco de Alhucemas

En septiembre de 1925, al mando del capitán, Pedro Regalado Palacios, participó en el transporte de tropas en el desembarco de Alhucemas, quedando adscrito a la flotilla número 4 de la fuerza de transporte de la brigada Saro, de la que era jefe del convoy de transporte el capitán de fragata Boado, en unión de los buques A. Cola, Cabañal y Hespérides.

La escolta de la brigada Saro, bajo el mando del contralmirante Guerra, estaba formada por los cruceros Reina Victoria Eugenia y Extremadura, los cañoneros Recalde, Laya, Canalejas y Cánovas del Castillo y los torpederos 22 y 11, buques que, por su margen de velocidad sobre las demás unidades, fueron empleados para desplazarse de cabeza a cola del convoy para transmitir órdenes.

El embarque en Ceuta terminó el 5 de septiembre y el general Saro, en unión de su Estado Mayor embarcó en el crucero Reina Victoria Eugenia, en el que enarbolaba su insignia el contralmirante Guerra. Por la tarde, el convoy se hizo a la mar rumbo a Río Martín, donde se habían destacado previamente el guardacostas Xauen y el remolcador Gaditano para recoger nueve gabarras de la Aduana y embarcar a un grupo de marroquíes amigos.

Desde Río Martín, el convoy siguió viaje a Uad Lau, a donde llegó al amanecer del día siguiente para realizar un simulacro de desembarco. Frente a la playa, los buques de la escolta abrieron fuego sobre las posesiones enemigas y las tropas transbordaron de los transportes a las barcazas “K” a la vista del enemigo, operación que duró cuatro horas y media.

El transporte de los distintos elementos logísticos -víveres, municiones, material de fortificación, piensos para los animales, etcétera- se distribuyó de manera que la pérdida de un barco o su alejamiento del conjunto por fuerza mayor no supusiera una privación a la brigada de cualquiera de ellos.

El plan dispuso que las barcazas “K”, después de desembarcar las tropas, tenían que abarloarse a los transportes para llevar a tierra la artillería, las municiones, los víveres y el resto del material. 

Triste final de su vida marinera

El Castilla tuvo una vida corta con la Compañía Trasmediterránea pues el 14 de abril de 1927, cuando se encontraba en el puerto de Melilla, se desató un temporal huracanado que destruyó el dique de abrigo del puerto. El Castilla rompió amarras y quedó hundido dentro de la bahía, siendo declarado pérdida total y posteriormente desguazado. 

Referencias documentales:

Libro "Historia de la Flota" de Juan Carlos Díaz Lorenzo.

Libro "Todo Avante" de Marino Gómez Santos.

Colaboración de Manuel Rodríguez Aguilar en el Blog "Vida Marítima" de Vicente Sanahuja.

Web www.miramarshipsindex.org.nz.

Lloyd´s Register of Shipping año 1923.

Lista Oficial de Buques Españoles de 1920.

GALERÍA DE IMÁGENES
El Castilla efectuando operaciones comerciales operando por su costado de babor

Del libro de Juan Carlos Díaz Lorenzo "Historia de la Flota"
El Castilla atracado en el muelle Sur del puerto de Sète sobre el año 1903

Archivo: Jaume Cifré Sánchez

NUEVA IMAGEN (22/07/2015)
Navegando como buque hospital en la Campaña de Marruecos, en los años 1921-1922

Archivo: Manuel Rodríguez Aguilar
Otra imagen del Castilla prestando servicios como buque hospital

Archivo: Vicente Sanahuja
Hundido en el puerto de Melilla el 14 de abril de 1927

Archivo: Manuel Rodríguez Aguilar