Vapor "León y Castillo"

Serie "Correíllos negros"

Incorporado a la flota de la Compañía Trasmediterránea en 1930, por

la absorción de la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios 


Última actualización: 5 de octubre de 2019

 

CARACTERÍSTICAS

 

Nombres y propietarios

 

León y Castillo  (1912-1930)

Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios

León y Castillo  (1930-1981)

Compañía Trasmediterránea

 

Tipo

 

Mixto Pasaje / Carga

 

Año de construcción

 

1912   (LR-1930)

 

Constructor

 

W. Harkess & Sons

Middlesbrough - Reino Unido

(LR-1931)

 

Número de construcción

 

191   (Miramar)

 

Fecha de la botadura

 

5 de diciembre de 1911

(Miramar)

 

Fecha de entrega

 

Marzo de 1912

(Miramar)

 

Final

 

Desguazado en Las Palmas, en octubre de 1.981, después de hundirse en el puerto arrastrado por el pesquero Vigo que se incendió y hundió posteriormente

 

Identificación

 

5206439   (Miramar)

 

Señal de llamada

 

EAQX   (LR-1945)

 

Pabellón y puerto de registro

 

ESPAÑA - Las Palmas - Lista 2ª - Folio 60

(LOBE-1961)

 

Material del casco

 

Acero   (LR-1930)

 

Tipo de ensamblamiento

 

Remachado

 

Desplazamiento en máxima carga

 

1.488 t   (LOBE-1961)

 

Peso muerto

 

546 t   (Historia de la Flota)

 

Registro bruto

 

871 TRB   (LR-1930)

 

Registro neto

 

486 TRN   (LR-1930)

 

Eslora total

 

67,10 m   (LOBE-1961)

 

Eslora e.p.p.

 

64,05 m   (LOBE-1961)

 

Manga máxima

 

9,15 m   (LOBE-1961)

 

Puntal de construcción

 

5,95 m   (LOBE-1961)

 

Calado máximo

 

3,76 m   (LOBE-1961)

 

Número de cubiertas

 

Una cubierta corrida   (LR-1945)

 

Cubicación de bodegas

 

Grano: 734 m3   (LOBE-1961)

 

Cubicación de entrepuentes

 

Grano: 107 m3   (LOBE-1961)

 

Número de escotillas

 

3   (Trasmediterránea)

 

Dimensiones de la escotilla mayor

 

(3,3 x 2,4) m   (LOBE-1961)

 

Pluma de mayor potencia

 

3 t   (LOBE-1961)

 

Pasajeros

 

En litera: 134

En butaca: 56

Total: 190

(Pauta de acomodación de Trasmediterránea)

 

Potencia de propulsión

 

140 NHP   (LR-1930)

965 IHP   (LOBE-1961)

 

Velocidad

 

11 nudos   (Historia de la Flota)

 

Planta propulsora

 

Una máquina alternativa de vapor de triple expansión, tres cilindros de 423 - 692 - 1.128 mm de diámetro por 718 mm de carrera, fabricada por MacColl & Pollock Ltd. de Sunderland.

Dos calderas cilíndricas de llama en retorno trabajando a una presión de 11 kp/cm2, con dos hornos ondulados cada una con una superficie de parrilla de 6,9 m2 y 238 m2 de superficie de calentamiento.

                              (LR-1945)

En el año 1947 se cambió el sistema de combustible dejando de consumir carbón, pasando a quemar fuel-oil.

 

Capacidad de los tanques de fuel-oil

 

129 t   (LOBE-1961)

 

Consumo por singladura

 

16 t de fuel   (LOBE-1961)

 

HISTORIAL

 

La etapa de la Elder, Dempster & Co.

     En el último tercio del siglo XIX los puertos canarios empezaron a ampliarse y, por este motivo, la compañía naviera británica Elder, Dempster & Co. tomó un interés muy especial en ellos. Aunque por aquel entonces existían pequeños depósitos de carbón en las islas, la Elder estaba interesada, desde hacía tiempo, en establecer su propia base de aprovisionamiento para suministrar a sus barcos sin depender de terceros, y por ese motivo constituyó en el puerto de La Luz la sociedad Gran Canaria Coaling Co. y poco después hizo lo mismo en Santa Cruz de Tenerife con la Tenerife Coaling Co. El abastecimiento del carbón quedaba asegurado mediante el suministro de dos minas del sur de Gales que fueron adquiridas en propiedad.

     Una vez resuelto el apoyo logístico a su flota, en 1885 la Elder optó por establecer en Las Palmas la primera sucursal en Canarias de su compañía, que se convirtió en la oficina central de todas las operaciones de la empresa. En 1887 se convocó una subasta para cubrir el servicio de correos entre las Islas Canarias. Esta subasta fue declarada desierta y en septiembre de 1888 se constituyó la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios, como filial de la Elder Dempster & Co., dispuesta a concurrir a la segunda subasta que se celebró en Madrid ese mismo año.

     Adjudicado el servicio a dicha Compañía, esta procedió a la construcción de los vapores que habían de desempeñarlo, bautizándolos con los nombres de León y Castillo y Viera y Clavijo, en honor de Don Fernando de León y Castillo, que inició el establecimiento del nuevo servicio interinsular, y el celebre historiador Don José Viera y Clavijo, dos personajes ilustres de las islas. Estos dos buques fueron los primeros que ostentaron estos nombres ya que posteriormente fueron tomados por dos de los correíllos negros que entraron en servicio en 1912.

     La Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios desempeñó el aludido servicio durante unos veintitrés años a plena satisfacción, sin que en tan largo período de tiempo ocurriese ningún accidente de importancia ni la menor interrupción en la entrega de la correspondencia, respondiendo plenamente a las necesidades comerciales requeridas.

     Como consecuencia del desarrollo del tráfico interinsular surgió la necesidad de aumentar las comunicaciones así como el tonelaje de los buques, y se anunció el concurso de 27 de Marzo de 1911, en que de nuevo la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios se hizo con la adjudicación.

     En el pliego de condiciones del contrato se exigía al adjudicatario que estuviera en posesión de tres vapores de 1.100 toneladas de desplazamiento cada uno y otros tres de 550 toneladas, con el fin de realizar seis expediciones mensuales a los puertos del itinerario principal y otras seis expediciones a los puertos de segundo orden, así como una expedición mensual a la colonia de Río de Oro.

     Para cumplir las condiciones del contrato, la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios ordenó la construcción de los seis buques en astilleros británicos. Los tres más grandes fueron bautizados con los nombres de Viera y Clavijo, León y Castillo, y La Palma y los más pequeños con los de Fuerteventura, Lanzarote y Gomera-Hierro.

     El segundo de los grandes, que es el buque de nuestra historia, fue encargado a W. Harkess & Son Ltd., de Middlesbrough, siendo la construcción número 191 de la mencionada factoría. El buque fue botado el 5 de noviembre de 1911 con el nombre de León y Castillo, en honor de de Don Fernando León y Castillo, Ministro de la Gobernación, que estableció por vez primera el servicio de correos marítimos entre las islas Canarias por medio de buques de vapor, según el Real Decreto de 22 de septiembre de 1887.

     El buque tenía el puente abierto, la chimenea en elegante caída en color mostaza y el casco pintado de negro. Llevaba dos lanchas caleteras para las faenas en los puertos menores, en los que el buque se limitaba a fondear.

     La prestación del servicio comenzó en enero del citado año con el fletamento de dos buques, siendo sustituidos por los previstos a medida que estos fueron llegando. La nueva flota estaba totalmente incorporada en abril de 1912, en cuya fecha, y en medio de grandes fastos y celebraciones se inauguraron todos los servicios.

     Con la llegada de los nuevos buques, la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios dio un gran impulso a las comunicaciones marítimas del archipiélago y, especialmente, al tráfico de pasajeros y mercancías entre los puertos principales.

     El León y Castillo fue entregado a sus propietarios a principios de marzo de 1912, partiendo a continuación para el archipiélago canario, llegando a Las Palmas el 17 del mismo mes después de siete días, seis horas y 26 minutos de viaje.

     En el Cuaderno de Máquinas del viaje de entrega se anotaron los siguientes datos de interés:

     - Total de revoluciones: 1.030.460

     - Revoluciones por minuto: 98,7

     - Total distancia navegada: 1.867 millas

     - Velocidad media: 10,7 nudos

     - Total carbón quemado: 111 toneladas

     - Carbón quemado por singladura, incluido auxiliares: 15 toneladas

     El día 25 el León y Castillo entró en varadero para pintar su casco, incorporándose a continuación al servicio. El día 30 hizo su primera escala en Santa Cruz de La Palma y el 1 de abril arribó a Santa Cruz de Tenerife.

     Durante la Primera Guerra Mundial de 1914, fue fletado por otros armadores, juntamente con sus otros dos gemelos, La Palma y Viera y Clavijo, para ser dedicado al transporte de carbón entre los puertos del Norte peninsular, quedando el servicio interinsular a cargo de los tres pequeños, denominados “playeros”. Así permanecieron hasta que terminada la guerra, en 1918, y restablecido el envío de carbón a los puertos canarios, los tres correíllos grandes regresaron al archipiélago y se reincorporaron al servicio.



Bajo la contraseña de la Compañía Trasmediterránea

     En 1930, Don Emilio Ley, Jefe de la Casa Elder en Canarias y Director de la Compañía, y Don Juan March, siguiendo las indicaciones del Gobierno, negociaron el traspaso de la concesión de servicios marítimos a Compañía Trasmediterránea. En el mes de junio se resolvió definitivamente la absorción de la Compañía de Vapores Correos Interinsulares Canarios, pasando a manos de Trasmediterránea todas las posesiones e instalaciones que tenía la Compañía en todos los puertos canarios y en la costa africana, la flota de barcos y el personal. El buque León y Castillo navegó a partir de entonces bajo la contraseña de Compañía Trasmediterránea.



El vapor "León y Castillo" durante la Guerra Civil Española

     En el transcurso de la guerra civil los correíllos canarios fueron militarizados y el León y Castillo, convertido en buque de transporte, verificó algún viaje con tropa desde la costa africana a Galicia, sin verse involucrado en otras acciones dignas de mención.



La etapa de la posguerra

     Con la vuelta de la paz retornó de nuevo a las líneas interinsulares y entre los años 1945 y 1947 fue objeto de una gran reparación en el puerto de Las Palmas, reincorporándose al servicio el 20 de febrero del citado año, ofreciendo desde entonces una considerable mejora en sus servicios al pasaje, así como una modificación en el equipo propulsor pasando a quemar fuel-oil en lugar de carbón.

     El León y Castillo continuó prestando sus servicios con buen resultado aunque sufrió algunos percances como el ocurrido el 28 de octubre de 1952, que tuvo un choque contra el muelle de Gran Tarajal que le ocasionó varios desperfectos. Otro percance más serio lo sufrió el 20 de julio de 1961, en viaje entre El Aáiun y Villa Cisneros, que embarrancó cerca de Cabo Bojador con un centenar de pasajeros a bordo. El vapor Fuerteventura acudió en su auxilio y con la ayuda de varios pesqueros logró trasbordar a todo el pasaje. El remolcador Fortunate logró ponerlo a flote en la pleamar del día siguiente, sin que sufriera daños de importancia.

     En 1975, al retirar del servicio a la motonave Ciudad de Ceuta, el vapor León y Castillo dejó los servicios interinsulares de Canarias para cubrir llamada línea del “piojo” desde Ceuta a Melilla, con escala en los Peñones de Vélez de la Gomera, Alhucemas y las islas Chafarinas, servicio que prestó durante dos años, hasta que fue sustituido por un buque de la serie Pelícano y volvió de nuevo a Las Palmas.



Fin de su dilatada vida marinera

     En el año 1979, el correíllo León y Castillo tenía que ser sometido a una importante reforma para poder superar con éxito la Visita Especial, y ante el resultado antieconómico que representaba la inversión de una suma tan elevada en un buque que contaba con más de sesenta años de navegación, el Consejo de Administración de Compañía Trasmediterránea, acordó proceder a la venta del buque. El 31 de octubre se solicitó para ello la preceptiva autorización de la Dirección General de Transportes Marítimos, la cual fue conseguida el 22 de noviembre del propio año 1978, causando baja en el contrato regulador de los servicios de Comunicaciones Marítimas de Interés Nacional.

     El 13 de octubre de 1981, estando el buque en la dársena exterior del puerto de Las Palmas de Gran Canaria, abarloado al buque congelador Vigo, se declaró un incendio a bordo de éste último que le ocasionó su hundimiento arrastrando al León y Castillo. Un pescante del Vigo se trabó del puente del León y Castillo ocasionándole una escora de la banda de estribor, lo que originó que el agua entrara por los portillos del antiguo correíllo canario. Cuando se intentó cortar los cabos ya era tarde porque había entrado gran cantidad de agua y terminó por hundirse tumbado de la banda de estribor, por la que penetró el agua. Fue vendido a Martín Juan Arkey para proceder a su desguace que se llevó a cabo en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria.

 



Referencias documentales:

Libro corporativo del Centenario "TRASMEDITERRANEA. 1917-2017", de Juan Carlos Díaz Lorenzo, Francico Font Betanzos y Laureano García Fuentes.

 

Libro "100 años de vapores interinsulares canarios", de Juan Carlos Díaz Lorenzo.

Libro "Al resguardo de Anaga. De los correillos al fast-ferry", de Juan Carlos Díaz Lorenzo.

Libro "Historia de la Flota", de Juan Carlos Díaz Lorenzo.

Libro "Todo avante", de Marino Gómez-Santos.

Libro "Orígenes y constitución de la Compañía Trasmediterránea. Evolución económica y comercial en el siglo XX", de Francisco Font Betanzos.

Web
www.miramarshipindex.org.nz.

Lloyd´s Register of Shipping años 1930, 1935 y 1945.

Lista Oficial de Buques Españoles años 1930, 1951, 1961 y 1965.

GALERÍA DE IMÁGENES

 

Óleo de don Fernando León y Castillo.

Autor: Raimundo Madrazo

Fuente: Casa-Museo León y Castillo

 

El vapor León y Castillo en su primera escala en Santa Cruz de Tenerife el 1 de abril de 1912.
Revista "Vida Marítima"
Archivo: Vicente Sanahuja Albiñana

 

El buque León y Castillo tomado por su costado de babor en su estado original.
Archivo de Fotografía Histórica de Canarias FEDAC

 

Costado de babor del correíllo León y Castillo.
Archivo de Fotografía Histórica de Canarias FEDAC

 

Tomado por su costado de babor.

Archivo: Manuel González Quevedo

 

Saliendo del puerto Santa Cruz de Tenerife.
Archivo: Jose Luís Torregrosa
Del libro "El correíllo La Palma en imágenes"

 

BAJO LA CONTRASEÑA DE COMPAÑÍA TRASMEDITERRÁNEA

Atracado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife ya bajo la contraseña de Compañía Trasmediterránea.
Del libro de Juan Carlos Díaz Lorenzo "Al resguardo de Anaga. De la mar y los barcos"

 

El vapor León y Castillo con los signos de la neutralidad durante la Segunda Guerra Mundial.

Archivo: Luis Yanes

Vía Juan Carlos Díaz Lorenzo

 

Entrando en el puerto de Santa Cruz de Tenerife en la década de los 50, con el puente cubierto y el casco pintado de gris.
Archivo: José Luís Torregrosa
Del libro "El correíllo La Palma en imágenes"

 

Pauta de acomodación del vapor León y Castillo elaborada en el año 1953.

Archivo: Manuel Rodríguez Barrientos

IMAGEN DESPLEGABLE

 

Detalle del puente de mando.

Archivo: Díaz Lorenzo

 

Detalle de la chimenea.

Archivo: Jaume Cifré Sánchez

 

Salón fumador de primera clase.

Archivo: Díaz Lorenzo

 

El correíllo León y Castillo tomado por su costado de babor.

Archivo: Emilio Caballero del Castillo - Luis Manuel Gil de Sola Costell

 

Bonita imagen del puerto de San Sebastián de la Gomera, tomada en el mes de junio de 1958, con

el correíllo León y Castillo en maniobra de atraque y el vapor La Palma en maniobra de salida.

 Fotografías: Antonio Ossorio
Fuente: Fundación Canaria Correíllo La Palma

 

Entrañable imagen del correíllo León y Castillo en aguas del archipiélago canario.
Archivo: Salvador Cervantes de la Torre

 

El vapor León y Castillo navegando ya con las barandillas de la cubierta de paseo y la veranda de proa cerradas.
Archivo: Carlos Faustino Pérez Rico

 

Saliendo del puerto de Santa Cruz de Tenerife.
Fotografía: José L. Torregrosa
Del libro de Juan Carlos Díaz Lorenzo "Por el mar de las islas. XV años del jet-foil en Canarias. 1980-1995"

 

Reportaje fotográfico del correíllo negro León y Castillo atracado en el puerto de

Ceuta realizando la línea del "piojo" y con toda la cubierta de paseo cerrada.

Fotografías: Cristobal Aguilar Mora

IMAGEN DESPLEGABLE

 

Última pauta de acomodación del buque León y Castillo.
Archivo: LGF
IMAGEN DESPLEGABLE

 

En las islas Chafarinas, atracado en el muelle de la isla Isabel II.
Fuente: forospuntonet

 

En aguas del puerto de Las Palmas de Gran Canaria.

Fuente: www.photoship.co.uk

 

Atracado de popa en la etapa final de su larga vida marinera.

Fotografía: Blánquez

 

Atracado, babor al muelle, en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria.
Archivo de Fotografía Histórica de Canarias FEDAC

 

Nostálgica imagen del correillo León y Castillo durante el proceso de su desguace.
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria
Biblioteca digital de Canarias

 

Página principal                                                    Los buques                                                Inicio