M/N "Játiva"

Aportación de Compañía Valenciana de Vapores Correos de África a la constitución de Compañía Trasmediterránea


Última actualización: 27 de febrero de 2020

 

CARACTERÍSTICAS

Nombres y propietarios

 

Játiva  (1880-1910)

Compañía Valenciana de Navegación



Játiva  (1910-1917)

Compañía Valenciana de Vapores Correos de África

 


Játiva  (1917-1931)

Compañía Trasmediterránea

 

Año de construcción

 

1880   (LR-1898)

 

Constructor

 

J. Readhead & Co. Ltd.

South Shields - Inglaterra

(LR-1932)

 

Número de construcción

 

164   (Miramar)

 

Fecha de la botadura

 

Septiembre de 1880   (Miramar)

 

Fecha de la entrega

 

Septiembre de 1880   (Miramar)

 

Final del buque

 

Desmantelado y desguazado en 1931 en Vigo.

(Miramar)

 

Identificación

 

5616731   (Miramar)

 

Pabellón y puerto de registro

 

ESPAÑA - Valencia

 

(LOBE-1930)

 

Material del casco

 

Hierro   (LR-1898)

 

Desplazamiento a máxima carga

 

2.179 t   (LOBE-1930)

 

Peso muerto

 

793 t   (Historia de la Flota)

 

Registro bruto

 

1.203 TRB   (LR-1898)

 

1.201 TRB   (LR-1932)

 

Registro neto

 

793 TRN   (LR-1898)

1.018 TRN   (LR-1932)

 

Eslora e.p.p.

 

67,66 m   (LR-1932)

 

Manga máxima

 

9,45 m   (LR-1932)

 

Puntal de construcción

 

6,83 m   (LR-1932)

 

Calado máximo

 

4,60 m   (LR-1932)

 

Potencia de propulsión

 

126 NHP a vapor (LR-1898)

96 NHP a motor (LR-1932)

 

Velocidad

 

10,5 nudos   (Historia de la Flota)

 

Planta propulsora

 

De origen tenía una instalación de vapor compuesta por una máquina Compound de dos cilindros de 711 mm y 1.270 mm de diámetro por 914 mm de carrera, fabricada por J. Readhead & Co. Ltd, en South Shields, y dos calderas fumitubulares de dos hornos cada una con una superficie de parrilla de 5,57 m2 y una superficie total de calefacción de 232 m2.

                             (LR-1898)

En 1922 se cambió la instalación propulsora montando un motor Diésel de 4 tiempos, de cruceta, simple efecto y 4 cilindros de 400 mm de diámetro por 687 mm de carrera, fabricado por Ned. Fab. van Werkt & Soorwegmat, de Amsterdam y procedente del buque nonato Escalante.

                              (LR-1932)

 

Tipo de combustible

 

Carbón hasta 1922

Gas-oil a partir de 1922

 

Capacidad de combustible líquido

 

107 t   (LOBE-1930)

 

Consumo de combustible líquido

 

2 t/singladura   (LOBE-1930)

 

Capacidad de los tanques de lastre

 

44 t   (LOBE-1930)

 

HISTORIAL

 

 "Játiva", una nueva construcción inglesa para la Compañía Valenciana de Navegación  

     La construcción de este buque fue encargada por la Compañía Valenciana de Navegación a los astilleros ingleses J. Readhead & Co., de South Shields, siendo la construcción número 164 de los mencionados astilleros. La botadura tuvo lugar en septiembre de 1880 recibiendo el nombre de Játiva, nombre que ostentó durante toda su larga vida marinera, y fue entregado a sus propietarios en el mismo mes de septiembre de 1880.



El vapor "Játiva" componente de la flota de la Compañía Valenciana de Vapores Correos de África

     En aplicación de la Ley de 14 de junio de 1909, y por Real Decreto de 8 de abril de 1910, el Ministerio de Fomento convocó un concurso para la adjudicación de las comunicaciones correspondientes al tercer cuadro del grupo C, consistentes en los servicios que unían puertos del sur de la Península con los del Norte de África, así como la línea regular de Barcelona a Canarias.

     Con el propósito de optar al concurso, ese mismo año se constituyó la Compañía Valenciana de Vapores Correos de África por fusión de dos navieras valencianas: La Roda Hermanos y Compañía Valenciana de Navegación. El aporte de buques se llevó a cabo de la siguiente manera: Compañía Valenciana de Navegación aportó los ocho vapores Alcira, Cabañal, Denia, Grao, Játiva, Martos, Sagunto y Villarreal y La Roda Hermanos, cuatro, Canalejas, Vicente Ferrer, Vicente La Roda y Vicente Sanz, no obstante, al contar solo con 12 buques, tuvo que adquirir siete unidades más, pues eran 19 los que necesitaban para prestar los servicios del grupo de África, que le fueron adjudicados. En Italia compró tres vapores, a los que se dieron los nombres de A. Lázaro, J.J. Sister y V. Puchol, y en Inglaterra otros cuatro que fueron renombrados Ausías March, Barceló, Luis Vives y Jorge Juan.

     El buque Játiva pasó a navegar con la contraseña de la nueva Compañía Valenciana de Vapores Correos de África cubriendo líneas de cabotaje en el Mediterráneo.



El vapor "Játiva" bajo la contraseña de Compañía Trasmediterránea
  
     El 25 de noviembre de 1916 quedó constituida Compañía Trasmediterránea. El aporte financiero y de buques a la recién creada compañía estuvo formalizado por las navieras Compañía Valenciana de Vapores Correos de África, Sociedad Línea de Vapores Tintoré, Ferrer Peset Hermanos y Sociedad Anónima Navegación e Industria.

     La aportación de buques por parte de la Compañía Valenciana de Vapores Correos de África estuvo constituida por los vapores Cabañal, Grao, Játiva, Sagunto, Villarreal, Canalejas, Vicente Ferrer, Vicente La Roda, A.Lázaro, J.J.Sister, V.Puchol, Ausías March, Barceló, Jorge Juan, Teodoro Llorente, Juan B. Llovera, A.Cola y General Fernández Silvestre. A partir de ese momento el vapor Játiva navegó con la contraseña de la naviera concesionaria de las comunicaciones, como buque de carga dedicado al cabotaje.

 

 

El buque "Játiva" primera motonave de Compañía Trasmediterránea

 

En el año 1922, ante el mal estado del equipo propulsor del vapor Játiva, Trasmediterranea tuvo que decidir entre renovar la maquinaria de este buque, con el coste económico que ese cambio conllevaba o venderlo para desguace; sin embargo, y dado el buen estado de su casco, optó por una tercera vía muy arriesgada en un principio, que fue la de reconvertir el sistema de propulsión de vapor a motor.

  

 

 

 

 

 

mingo por la mañana realizó pruebas de velocidad el vapor “Játiva”, de la Compañía Trasmediterránea, al que se ha montado un motor tipo Diesel, en lugar de sus antiguas máquinas alternativas.

Las experiencias de esas pruebas tienen un aspecto de sumo interés e importancia, pues se trata del primer buque de gran porte movido a motor Diesel, no solo de la matrícula valenciana, sino casi de la marina mercante española, en la que únicamente existe uno mayor, el “Conde de Churruca”, de 6.500 toneladas de carga, de la matrícula de San Sebastián, que es un buque tanque construido en Inglaterra. Otro buque español es el remolcador “Arin-mendi”, de Sota y Aznar, construido en los talleres Euskalduna, de Bilbao. Y no sabemos que exista ninguno más de esa clase en la flota nacional.

El vapor “Játiva” es un buque antiguo, construido en astilleros ingleses, botado al agua en 1880, de 1.203 toneladas de registro bruto, 783 neto y 1.500 de carga máxima, que mide 67,05 metros de eslora, 9,44 de manga y 6,71 de puntal. Perteneció a la Compañía Valenciana de Navegación, después a la de Correos de África y ahora a la Trasmediterránea. Su aparato motor, una máquina de triple expansión, y sobre todo las calderas, se hallaban en tan mal estado de conservación por el largo tiempo de servicio, que el buque hubo de ser amarrado hace casi un año, sin que fuera posible ponerlo en navegación, a no ser cambiándole el aparato motor. El casco estaba en perfecto estado y era una lástima proceder a su desguace y venderlo como hierro viejo, cuando todavía podía utilizarse.

En esta situación los directores de la Trasmediterránea tuvieron una excelente idea que pareció algo arriesgada en un principio, pero que el éxito confirmó anteayer su acierto: debido principalmente a don Manuel Nácher, inspector de dicha empresa, que fue quien concibió la idea de construir un buque a motor valenciano, hace ocho años, cuando todavía no existía ninguno de ellos en España, más que veleros con dicha propulsión como auxiliar. El señor Nácher es hombre de grandes iniciativas, no sólo en tierra, como lo demuestra el servicio de autobús de Valencia a los poblados marítimos, sino en el mar, del que es un ferviente apasionado.

Fue la mencionada idea la de aprovechar el motor del “Escalante” y aplicarlo al casco del Játiva”. El “Escalante” era un barco de casco de madera de capacidad de unas 700 toneladas, construido en Castellón, que embarrancó al botarse al agua en abril de 1919, sufriendo grandes averías, y que un año después, en mayo de 1920, se incendió y destruyó totalmente al conducirlo remolcado a Barcelona para reparar en dique. Su motor tipo Diesel, patente de la casa holandesa Werkspoor, de cuatro cilindros y potencia de 475 H.P., estaba contratado con la casa constructora desde 1916. Motores de este sistema montan los modernos y hermosos cargo boats de gran tonelaje de la casa noruega Otto Thoresen que frecuentan nuestro puerto, como el “Sevilla”, que estuvo aquí la semana pasada, y el “Segovia” que se espera durante la entrante. Es decir que se contaba con la experiencia ajena y solo faltaba la propia.

Para la transformación del “Játiva” ha precisado hacer en él obras muy importantes. El motor y los tanques del petróleo que utiliza como combustible se han instalado a popa, donde va por tanto, la chimenea, que es pequeña, de reducida circunferencia. Con esta nueva distribución se ha economizado bastante espacio, que queda apto para la carga, construyéndose una tercera bodega en el lugar que antes ocupaban parte de la antigua máquina y carboneras. Se gana así un local de 462 metros cúbicos de capacidad para la carga. Le economía de combustible también es muy considerable, de dos terceras partes, en relación con el consumo de la máquina antigua, y se aumenta el radio de acción, que con los ocho tanques llenos llega a dos meses sin necesidad de nuevo repuesto de petróleo. También se economiza el personal de máquinas en dos plazas.

Los motores de los dos buques españoles que hemos citado: el “Conde de Churruca” y el “Arin-mendi”, son del tipo Sulzer, sistema Diesel. Los del primero desarrollan 2.500 H.P. para un andar de 10 millas, y consumen diariamente nueve toneladas de petróleo y 60 litros de lubrificante. El “Arin-mendi” consume unas dos toneladas mensuales de petróleo bruto, y un buque de su clase y porte análogo, puede calcularse que necesita más de 25 toneladas de carbón al mes, es decir, la marcha le resulta unas cinco veces más barata que si llevara máquina de vapor y calderas a carbón.

Para soportar la crisis marítima actual es preciso que los navieros pongan sus flotas a la altura de las circunstancias y que movilicen sus barcos con economía. La causa principal de que haya tantos buques españoles amarrados es que son muy viejos, con máquinas de consumo enorme, y resulta que los armadores pierden más dinero cuando navegan que cuando están parados.

El ensayo de la Trasmediterránea con el “Játiva” lo reputamos satisfactorio. En sus pruebas, con sus fondos sucios desde más de un año, y con petróleo de no muy excelente calidad, casi alcanzó las siete y media millas horarias de andar calculado. El “Játiva” zarpó a las diez de la mañana, navegó con rumbo al Sur, y regresó al puerto a las dos de la tarde.

Integran la oficialidad del “Játiva” el capitán don Jaime Jiménez, primer oficial don Gerardo Corpas, segundo don Peregrín Senent, agregado don Manuel Soriano, primer maquinista don Emilio Oliver y segundo don Ángel Noguera. También asistió a las pruebas el montador de la casa constructora del motor, don Enrique Nobel.

El “Játiva” marchará en breve a Barcelona, para limpiar fondos, y a continuación empezará a prestar servicio.



     Compañía Trasmediterránea se percató bien pronto, de las ventajas de la propulsión Diésel frente a las clásicas instalaciones de vapor, y no sólo decidió que las nuevas construcciones fueran motonaves, sino transformar algunos vapores dotándolos de este novedoso sistema de propulsión. Fue el Játiva el primero de sus buques al que le fue sustituido su sistema de propulsión a vapor por uno diésel. Esta transformación se llevó a cabo en el año 1922 en los Talleres Gómez de Valencia, y se le montó un motor diesel de cuatro tiempos, con cruceta, simple efecto, y 4 cilindros de 400 mm de diámetro por 687 mm de carrera fabricado en Holanda por Ned. Fab. Van Werkt. & Spoorwegmat de Amsterdam y que perteneció al buque nonato Escalante que se incendió durante su construcción en esta factoría.

     Entre los años 1925 y 1927 estuvo especialmente dedicado al transporte de materias primas para la industria de abonos de Porto Pi y en los viajes de su regreso cargaba superfosfatos.



Final de su vida marinera

     Después de haber navegado algo más de cincuenta años, fue vendido en 1931 y llevado a Vigo para proceder a su desguace.

 

 


Referencias documentales:

Libro corporativo del Centenario "TRASMEDITERRANEA. 1917-2017", de Juan Carlos Díaz Lorenzo, Francisco Font Betanzos y Laureano García Fuentes.

 

Libro "Historia de la Flota" de Juan Carlos Díaz Lorenzo.

Libro "Todo Avante" de Marino Gómez Santos.

Blog "Vida Marítima" de Vicente Sanahuja.

Web
www.miramarshipindex.org.nz.

Colaboración especial de Manuel Rodríguez Barrientos "La Compañia Trasmediteránea precursora en España de la propulsión a motor.

Lloyd´s Register Shipping años 1898, 1930, 1931 y 1932.

Lista Oficial de buques españoles años 1920 y 1930.

MISCELÁNEA DOCUMENTAL

La Compañía Trasmediterránea precursora en España de la propulsión a motor

Colaboración especial de Manuel Rodríguez Barrientos

 

GALERÍA DE IMÁGENES

 

El vapor Játiva mostrando su costado de babor en una bonita imagen del libro "España en el mar"

 

Atracado en el puerto de Barcelona.

Fondo documental del Arxiu Municipal del Masnou

 

Atracado de popa en el puerto de Tarragona.

Fondo documental del Museu Marítim de Barcelona

www.mmb.cat

 

En el puerto de Tarragona coincidiendo con su compañero de flota S. Sorni.

Archivo: Díaz Lorenzo

 

Atracado en el muelle Villanueva del puerto de Melilla.

Archivo: LGF

 

El buque Játiva atracado en el puerto de Almería, ya bajo la contraseña de Compañía Trasmediterránea.

Archivo: Jaume Cifré Sánchez

 

Página principal                                                 Los buques                                                Inicio