LA EXPOSICIÓN FLOTANTE ESPAÑOLA DE 1956

 

Última actualización: En proceso

 

 

La Exposición Flotante Española de 1956

 

     El verano de 1955 el Ministro de Comercio, Sr. Arburúa, dió la orden de organizar una Exposición Flotante de productos españoles, que llevara la muestra a diversas naciones del continente americano. Por Orden de la Presidencia del Gobierno de 29 de octubre de 1955, se creó la Comisión Interministerial Organizadora de la Exposición Flotante Española, que se encargaría de llevar a cabo la organización y puesta en práctica de la citada Exposición. Había que resolver tres problemas de un modo casi simultáneo: el del contenido (mercancias), el del continente (elección y adaptación de un buque) y el de la mejor relación entre uno y otro (selección, clasificación, fijación y ambientación). Del seno de esta Comisión surgieron un Comité Ejecutivo y tres Subcomisiones para las áreas de Organización y Contabilidad, Comercial y Propaganda.

    

     Las tres Subcomisiones comenzaron un intenso trabajo para acelerar simultáneamente los preparativos para la Exposición Flotante, así como los de otra exhibición que, a título de ensayo, debía tener lugar en Madrid, en los locales cedidos por el Banco Exterior de España, con mayor urgencia.

 

   

Exposición previa en el Banco Exterior de España

     Acondicionados los locales cedidos por el Banco Exterior de España, consistentes en su propia Sala de Actos, con otras estancias anejas y un amplio piso, se fueron instalando en ellos las mercancias recibidas de diferentes entidades exportadoras, que tuvieron a bien responder al llamamiento que en diversas circulares les fué dirigido por la Dirección General de Mercados Extranjeros.

 

     En la planta inferior (Sala de Actos) se instalaron los artículos de mayor valor artístico y decorativo. Tapices, alfombras, porcelanas, artesanía, tejidos, objetos de piel, material de precisión, libros encuadernados, etc., así como una maqueta del buque Ciudad de Toledo, y los primeros planos, que exponían su división interior en sectores homogéneos.

 

     En la planta superior estaban instaladas las mercancías representativas de las operaciones de transformados metálicos, productos alimenticios, vinos, librería y material gráfico, perfumería, madera, construcción, productos químicos, juguetes, etc.

 

     En ninguna de estas plantas podía tener representación la maquinaria, ni los artículos de gran peso o volumen, los cuales fueron enviados desde el primer momento directamente a los almacenes contratados en Bilbao en espera de su montaje a bordo.

 

     La Exposición previa fué inaugurada con todo éxito y brillantez por el Ministro de Comercio y otras autoridades españolas, con asistencia de los Embajadores de los países iberoamerícanos, el 30 de enero de 1956.

 

     Esta Exposición "piloto" constituyó una eficacísima ayuda para la mejor preparación y presentación de la Flotante.

 

     En efecto; no sólo se obtuvo de este modo un mayor concurso de industriales exportadores, sino que, vista por éstos la envergadura de la iniciativa y la suntuosidad y arte con que se efectuó desde un principio la presentación de los muestrarios, hicieron confianza en los organizadores para que llevasen a cabo una rigurosa selección de artículos, y mejoraran en todo lo posible su calidad y aspecto.

 

     El éxito de la Exposición Flotante pudo, pues, entreverse y afianzarse de antemano con certeza merced a esta exhibición previa, organizada y sostenida durante todo el mes de febrero en el Banco Exterior de España.

 

 

Elección del buque

 

     En los primeros pasos preparatorios de la Exposición Flotante se pensó utilizar el buque Cabo San Roque, pero tanto la circunstancia de hallarse sin terminar su construcción como la consideración de su excesiva cabida de pasajeros, que hubiera complicado la organización del viaje sin ventaja para los fines más sustanciales de la Exposición, movió a los organizadores a buscar otro buque que reuniera suficiente espacio en bodegas convertibles en salas para la exhibición de los productos, y el estrictamente indispensable para el alojamiento del personal que se considerase absolutamente necesario para la atención de la Exposición. Finalmente, y cuando el Ciudad de Toledo se encontraba en el último período de su construcción y a falta de pequeños detalles, resultó elegido por reunir, de forma clara y específica, las condiciones requeridas que mejor se adaptaban a las necesidades de la Exposición. La Dirección General de Mercados, del Ministerio de Comercio, solicitó formalmente el buque a la Compañía Trasmediterránea para ser habilitado especialmente como Exposición Flotante de productos españoles.


     El 21 de enero de 1956 se realizaron las pruebas de mar de la motonave Ciudad de Toledo con resultado satisfactorio, y a continuación se procedió a la entrega del mismo a Compañía Trasmediterránea. A partir de esa fecha, y ya integrado en el Contrato con el Estado, la Comisión Organizadora de la Exposición Flotante comenzó a realizar las obras de reforma y adaptación necesarias para instalar a bordo del buque la Exposición de productos españoles, comprometiéndose a devolver el barco, cuando terminara su contrato de arrendamiento, en las condiciones que la Compañía Trasmediterránea tenía pactadas con el astillero constructor.

 

 

La habilitación del buque "Ciudad de Toledo" como Exposición Flotante Española

     Las condiciones básicas exigidas para la habilitación se referían fundamentalmente a disponibilidades de superficie en planta para exhibición de productos en los correspondientes stands, circulación ordenada en los distintos locales y, finalmente, accesos interiores y exteriores. 

 

     Todas estas condiciones básicas, aparte del acceso exterior, eran evidentemente contrapuestas. El excesico aprovechamiento de la planta podía entorpecer la circulación, y si se deseaba aprovechar más cubiertas que el entrepuente superior se planteaba un serio problema de accesos verticales; aparte de esto, se presentaban otros problemas de contraincendios, disponibilidades de energía eléctrica, etcétera. A continuación se refleja como estas condiciones básicas fueron llevadas a la práctica.

 

 

Superficie útil de exposición, circulación y accesos interiores

 

     En principio se pensó en utilizar solamente el entrepuente superior completo, lo que simplificaba extraordinariamente la circulación, aunque para ello fuera necesario unir los entrepuentes de proa y popa por un pasillo, para lo cual hubo de desguazarse toda la zona de alojamientos de maquinistas en el costado de babor, así como los comedores de la tripulación, gambuza y toma de combustible de la misma banda, consiguiéndose de esta forma un entrepuente corrido de proa a popa.

 

     Posteriormente se comprobó la insuficiencia de espacios para la exposición, por lo que se vió la necesidad de ocupar también zonas bajas de entrepuentes y bodegas, creándose así el problema de accesos interiores.

 

     Para evitar tener que instalar una escalera en cada bodega, se trató en principio de suprimir o, mejor dicho, de perforar el mamparo estanco entre las bodegas 2 y 3, ya que con esto aún se mantenía el número mínimo de mamparos exigidos. Sin embargo, la eslora inundable a causa de la alta permeabilidad fijada para los espacios de exposición no permitió esta obra; a pesar de fijarse un calado máximo de 6 m que en realidad no llega a alcanzarse.

 

     Con ello se llegó a la necesidad de instalar dos grandes escaleras principales y una auxiliar. Las escaeras principales parten de grandes casetones situados sobre las escotillas 2 y 5 y llegan a dos falsas cubiertas construídas una en la bodega 2 y otra sobre el túunel del eje en la bodega 5.

 

     De acuerdo con esta solución definitiva se llega a la disposición que se representa en el esquema y en la que se incluye la distribución de los diversos sectores y la circulación definitiva y disposición de los sectores utilizados para la Exposición.

 

     En esta disposición puede apreciarse el aprovechamiento definitivo del buque y sus accesos.

 

     Entrepuente superior, números 1, 2, 3, 5 y 6, con accesos por las escaleras principales de doble circulación en escotillas 2 y 5 y comunicados los 3 y 5 por el pasillo de babor.

 

     Entrepuente inferior, números 1, 2, 3 y 5, cuyos accesos son como sigue: Escalera principal para el número 2, comunicándose desde éste con los 1 y 3 por medio de puertas estancas y acceso directo al número 5 por la correspondiente escalera principal.

 

     Falsas cubiertas, colocadas en las bodegas 2 y 5 con acceso directo por escalera principal.

 

     Bodegas 1, 2, 3, 4 5 y 6 con los siguientes accesos y destinos.

 

     Bodega nº 1, destinada a almacén general, con acceso directo por escotilla.

 

     Bodega nº 2, formando un espacio bajo falsa cubierta, destinado a almacén de mercancías complementarias a las expuestas, con acceso por una pequeña escalera auxiliar desde la falsa cubierta.

 

     Bodega nº 3, destinada a Exposición y con acceso desde el entrepuente inferior mediante una escalera de doble circulación.

 

     Bodega nº 4, dividida longitudinalmente. La parte de estribor se destina al montaje de dos grupos electrógenos suplementarios, con acceso por puerta estanca desde la cámara de máquinas. La parte de babor se destina a almacén de vinos con acceso desde el entrepuente.

 

     Bodega nº 5, bajo la falsa cubierta y dividida en dos por el túnel del eje; a estribor para propaganda y a babor almacén de material eléctrico de repuesto para la Exposición, con acceso ambas desde la falsa cubierta.

 

     Bodega nº 6, destinada a almacén general y con acceso por la escotilla.

 

     Sobre cubierta superior y en correspondencia con las escaleras de acceso se han construído dos casetones. En la cubierta del casetón de proa se consigue una zona de exposición a la intemperie. En la cubierta de popa, uniéndola con las casetas centrales y prolongándola sobre la escotilla 6 hasta la caseta de popa, se forma un ampio espacio libre para servicios de bar y espectáculosa al aire libre.

 

     Con esta disposición se ha conseguido una superficie total de exposición de unos 4.000 m2, el doble de los requerimientos primitivos, quedando los accesos interiores asegurados por las escaleras principales a que ya hemos hecho referencia, habiéndose construído de doble circulación, con plataforma de unión intermedia y montadas totalmente al aire con lo que se consigue una esbeltez extraordinaria y permite instalar en toda su cara inferior un alumbrado fluorescente de excelente efecto estético.

 

Esquema de los espacios dedicados a exposición

IMAGEN DESPLEGABLE

 

Accesos exteriores

 

     La enorme cantidad de público cuya visita se preveía y que según la experiencia obtenida en dos días de visita pública en Bilbao superó en mucho las 1.000 personas por hora que se habían estimado en principio, obligó a disponer un acceso exterior mucho más amplio que el normal en un buque.

 

     Desde un principio se pensó en escalas de 1,20 m de anchura, colocándolas una a proa y otra a popa en las proximidades de las puertas de los casetones de acceso a las escaleras principales.

 

     El mayor inconveniente que se presentó en estas escaleras fué el darles accesibilidad al buque por las mareas, lo cual se resolvió disponiéndolas en dos tramos cada una con peldaños articulados y plataformas intermedias. Estas plataformas y las superiores conectadas a la cubierta superior eran giratorias, con lo que se conseguía orientarlas a cualquier disposición que se presentara en los muelles en los que iba a atracar el buque; normalmente el tramo superior quedaba adosado al casco y el inferior quedaba dispuesto en posición normal al mismo.

 

     La maniobra de izado, arriado y estiba de estas escalas, dificultosa por su gran tamaño, se resolvió haciéndolas de aluminio para disminuir su peso y disponiéndose tres pescantes de tipo mecánico para cada escala, que permitía hacer el servicio con relativa facilidad. 

 

    

Estética

 

     Dadas las disposiciones de los stands con su alumbrado indirecto, pavimentado y objetos expuestos, se consiguió en todo el interior de la Exposición un conjunto estético de buen gusto, iniciado por la primera impresión de los vestíbulos de entrada con sus monumentales escaleras de doble andén y su decorado.

 

     Exteriormente el buque fué adornado con profusión de guirnaldas eléctricas y proyectores así como una amplia instalación de tubos fluorescentes que con su amplio empavesado iluminado proporcionaban al buque una visión de gran espectacularidad.

 

     

Alojamientos

 

     Con el fin de no disminuir las posibilidades para la instalación de los stands de exposición, el personal tanto de tripulación del buque como el de servicio de la Exposición, se alojó todo él sobre la cubierta superior, acomodándose el personal subalterno de la tripulación en el castillo, la oficialidad de cubierta sobre la cubierta de botes, la de máquinas sobre la cubierta de ciudadela y a babor sobre la cubierta segunda en el centro del buque los subalternos de máquinas mientras que el personal para atender a la Exposición se acomodó sobre la cubierta superior y de ciudadela en el centro del buque y también en el extremo de popa del primer entrepuente.

 

 

Varios

 

     Al decidirse que el buque fuese destinado a Exposición flotante hubo que realizar diversas modificaciones en su estructura metálica y equipo con obras de alguna importancia, como alterar la posición del palo mayor colocándolo sobre el puente de mando, suprimir puntales de carga y maquinillas, etc., que alteraron sensiblemente su silueta primitiva.

El buque Ciudad de Toledo atracado en la ría de Bilbao ya habilitado como Exposición Flotante Española.

Archivo: Jaume Cifré Sánchez

 

Vista nocturna del buque mostrando su amplio empavesado iluminado.

Fotografía: Saez

Fondo documental del Museu Marítim de Barcelona

www.mmb.cat

 

Sector 10 - Taberna española

 

Situado en el entrepuente superior de la bodega nº 3

Degustación de comidas y bebidas españolas, armas de caza, pesca, deportes, órganos, armonios, monumental custodia de plata, juguetería, bisutería, abanicos, lámparas, orfebrería religiosa, artículos para regalo, muebles de filigrana metálicos, etc.

Galería fotográfica del Sector 10 - Taberna Española

<< Nueva imagen con texto >>