Vapor "Jacinto Verdaguer"

Adquirido en 1917 a la Compañía Marítima de Barcelona

Última actualización: 18 de marzo de 2015
CARACTERÍSTICAS
Nombres y propietariosCid (1900 - 1917)

Marítima de Barcelona

Jacinto Verdaguer (1917 - 1952)

Compañía Trasmediterránea

Jacinto Verdaguer (1952 - 1957)

Isleña Marítima
TipoCarga
Año de construcción1900 (LR-1905)
AstillerosW. Hamilton & Co. - Port Glasgow

Factoría de Glen Yard

(LR-1905 y Miramar)
Número de construcción154 (Miramar)
Fecha de la botadura1 de octubre de 1900 (Miramar)
Fecha de la entregaOctubre de 1900 (LR-1930)
Final del buqueDesguazado en 1957 en el puerto de Valencia

(Historia de la Flota)
Identificación5601435 (Miramar)
Señal de llamadaEAOW (LR-1956)
Matrícula navalBarcelona (LOBE-1930 y LOBE-1951)
 Material del cascoAcero (LR-1905)
Número de cubiertas2 (LR-1905)
SuperestructurasCastillo de proa: 16,15 m

Central: 19,61 m

Popa: 10,36 m

(LR-1930)
Desplazamiento a máxima carga3.573 t (LOBE-1930)

3.900 t (LOBE-1951)
Peso muerto2.650 t (LR-1956)
Registro bruto1.533 t (LR-1905)

1.641 t (LR-1930, LR-1945 y LR-1956)
Registro bajo cubierta1.438 t (LR-1905 y LR-1945)
Registro neto961 t (LR-1905)

1.042 t (LR-1945)

1.019 t (LR-1956)
Eslora total79,55 m (LR-1956)
Eslora entre perpendiculares74,73 m (LR-1905 y LR-1945)
Manga máxima10,88 m (LR-1945)
Puntal7,29 m (LR-1945)
Puntal de bodega3,03 m (LOBE-1951)
Calado máximo6,61 m (LR-1945)
Cubicación de bodegasGrano: 1.482 m3 (LOBE-1951)
Cubicación de entrepuentesGrano: 1.856 m3 (LOBE-1951)
Número de escotillas3
Dimensiones de la escotilla mayor7,9 x 4,2 m (LOBE-1951)
Pluma de mayor potencia3 t (LOBE-1951)
Potencia de propulsión157 NHP (LR-1930)
Velocidad9 nudos (LOBE-1956)
 Planta propulsoraUna máquina alternativa de vapor de triple expansión de 3 cilindros de 508, 787 y 1.295 mm de diámetro x 838 mm de carrera, fabricada por D. Rowan & Co. de Glasgow.

Una caldera cilíndrica, fumitubular, de llama en retorno, dotada de 4 hornos con una superficie de parrilla de 6,13 m2 y una superficie de calentamiento de 226 m2, funcionando a una presión de 11,5 kP/cm2.

(LR-1905)
 Tipo de combustibleCarbón (LOBE-1951)
Capacidad de las carboneras414 t (LOBE-1951)
Consumo por singladura14 t (LOBE-1951)
 Capacidad de los tanques de lastre339 t (LOBE-1930)
 Capacidad de los tanques de agua destilada83 t (LOBE-1930)
HISTORIAL

El Cid, un "macandro" para la Compañía Marítima de Barcelona

Este buque fue construido en los astilleros William Hamilton & Co., en Port Glasgow, por encargo de la Compañía Marítima de Barcelona, sucesora de J. Roca, filial de Williams MacAndrew, siendo la construcción número 154 de los mencionados astilleros. El buque fue botado el 1 de octubre de 1900 con el nombre de Cid y fue entregado a sus propietarios el mismo mes de octubre.

Era un buque de carga, de casco de acero, proa de violín, dos cubiertas y 1.533 t de registro bruto. Sus dimensiones eran: 74,73 m de eslora entre perpendiculares, 10,88 m de manga y 7,29 m de puntal. Estaba propulsado por una máquina alternativa de vapor, de triple expansión, alimentada por una caldera cilíndrica, fumitubular de llama en retorno. La potencia de 157 NHP desarrollada por su máquina le permitía alcanzar una velocidad de 9 nudos.

La naviera Mac Andrew contaba con una muy numerosa flota de vapores, dedicándose especialmente al transporte de fruta desde los puertos españoles al Reino Unido, aprovechando el viaje de retorno para traer carbón y tenía en España dos navieras filiales, la La Bética, de Sevilla, y la Compañía Marítima de Barcelona. El Cid fue destinado a cubrir estos servicios y navegó bajo la contraseña de la Compañía Marítima de Barcelona, hasta 1917, en que quedó extinguida.

El Cid bajo la contraseña de la Compañía Trasmediterránea 

El día 1 de enero de 1917, la Compañía Trasmediterránea inició sus actividades en el mundo marítimo mercantil, con 44 buques repartidos en puertos del litoral español que ondearon por primera vez en sus mástiles el gallardete de la Empresa recientemente fundada. El primer problema que requería urgente y adecuada solución era, sin duda alguna, el de la implantación de unos nuevos itinerarios, ordenando todos los tráficos, atendidos con anterioridad por cada una de las compañías incorporadas a Trasmediterránea, con arreglo al plan de conjunto que permitiera el máximo ahorro de tonelaje, en cuanto esta economía fuera compatible con los intereses del comercio y de la producción nacionales.

Para que este plan pudiera desarrollarse con eficacia, el Consejo de Administración estimó la necesidad de ampliar la flota de la Compañía mediante la compra de cinco vapores, Rius y Taulet (ex

Fortuny), Juan Maragall (ex Pinta), Torras y Bages (ex Velázquez), Roger de Flor (ex Arana) y Jacinto Verdaguer (ex Cid), pertenecientes a la Compañía Marítima de Barcelona, con un total de doce mil sesenta toneladas de peso muerto, así como otros cinco vapores, Andalucía, Aragón,

CastillaCataluña y Navarra, que componían la flota de la Compañía Anónima de Vapores Vinuesa, de Sevilla, que sumaban doce mil ochocientas toneladas de peso muerto, y que conservaron sus nombres.

Con el gallardete de Compañía Trasmediterránea, y rebautizado Jacinto Verdaguer, continuó sus viajes al Reino Unido en el transporte de fruta y retorno con cargamento de carbón, que compartía en algunos viajes a los principales puertos carboneros del Cantábrico.

La crisis de fletes que afectó a todas las navieras españolas, obligaría a la Compañía Trasmediterránea a paralizar a una importante parte de su flota amarrando a un grupo de buques en el puerto de Mahón, entre los que se encontraba el Jacinto Verdaguer.

Allí se encontraba el Jacinto Verdaguer el 18 de julio de 1936, al estallar la guerra civil, disponiendo las autoridades que fuese a Barcelona para ser reparado y puesto en servicio. En el puerto de Barcelona se hallaba cuando, el 26 de enero de 1939, entraron las tropas nacionales en la Ciudad Condal.

Finalizada la guerra volvió a sus habituales servicios dedicado al transporte de carbón desde los puertos del Cantábrico, pero terminada la guerra mundial, en 1945 realizó dos viajes a Puerto Plata (República Dominicana), para cargar tabaco con destino a Tánger.

El Jacinto Verdaguer bajo contraseña de la Isleña Marítima 

En 1952, los vapores Jacinto Verdaguer y su compañero Torras y Bages fueron transferidos a la Isleña Marítima, por cuya cuenta navegaron los dos buques que constituían los últimos exponentes de las filiales españolas de William Mac Andrew, motejados en los medios portuarios como los "macandros".

El 11 de enero de 1954, en el canal de la ría de Huelva, sufrió un abordaje con el vapor San Felipe, causándole daños de escasa consideración.

En 1957, y después de 57 años de vida marinera en sus cuadernas, fue desguazado en el puerto de Valencia.

Referencias documentales:

Libro "Historia de la Flota" de Juan Carlos Díaz Lorenzo.

Libro "Todo avante" de Marino Gómez-Santos.

Web www.miramarshipindex.org.nz.

Web www.clydesite.co.uk.

Lloyd´s Register Shipping años 1905, 1930, 1945 y 1956.

Lista Oficial de buques españoles años 1920, 1930 y 1951.

GALERÍA DE IMÁGENES
El Cid con la contraseña de la Marítima de Barcelona

Fuente: Williams MacAndrews

Fondo documental del Museu Marítim de Barcelona

www.mmb.cat

NUEVA IMAGEN (18/03/2015)
El Jacinto Verdaguer, ya bajo la contraseña de Trasmediterránea, carenando en Barcelona

Del libro corporativo "Todo avante"
El Jacinto Verdaguer maniobrando en la dársena del Comercio del puerto de Barcelona

Archivo: Jaume Cifré Sánchez
Mostrando su costado de estribor

Archivo: Jaume Cifré Sánchez
El Jacinto Verdaguer tomado por su amura de babor

Archivo: Jaume Cifré Sánchez
Atracado en el dique del este del puerto de Santa Cruz de Tenerife, cuando aún estaba en obras

Del libro de Juan Carlos Díaz Lorenzo "Escala en el Atlántico"
El Jacinto Verdaguer atracado en el puerto de El Musel

www.asturias.es
Ya con con la contraseña de la Isleña Marítima

Del libro de Juan Carlos Díaz Lorenzo "Historia de la Flota"
En Leixoes el 22 de agosto de 1952

Colección SwissShips/Fotomar

Cedida por Markus Bergen para www.fotosdebarcos.com

Gestionada por Manuel Hernández Lafuente