M/N "Ciudad de Palma" (II)

Construido para la Compañía Trasmediterránea en 1930

Última actualización: 4 de septiembre de 2015
CARACTERÍSTICAS
Nombres y propietariosPrincipe Alfonso (1930 - 1931)

Compañía Trasmediterránea

Ciudad de Palma (1931 - 1968)

Compañía Trasmediterránea
TipoMixto Pasaje / Carga
Año de construcción1930 (LR-1932)
ConstructorCantieri Navale Triestino

Monfalcone (Italia)

(LR-1932)
Número de construcción219 (Miramar)
Armador de la contratación del buqueCompañía Trasmediterránea
Armador receptor del buqueCompañía Trasmediterránea
Fecha de la puesta en grada28 de marzo de 1928

(Historia de la Flota)
Fecha de la botadura18 de noviembre de 1929

(Historia de la Flota)
Fecha de la entregaAbril de 1930 (LR-1932)
Final del buqueDesguazado en Vilanova i la Geltrú en 1968 (Miramar)
Identificación5541073 (Miramar)
Señal de llamadaEARG (LR-1935)
Matrícula navalPalma de Mallorca - Lista 2ª - Folio 70

(LOBE-1965)
Entidad clasificadoraLloyd´s Register of Shipping
Material del cascoAcero (LR-1932)
Número de cubiertas2 (LR-1932)
Separaciones transversales6 separaciones cementadas con un mamparo de colisión hasta la cubierta de paseo y las cinco restantes hasta la segunda cubierta.

(LR-1932)
Doble fondoDe estructura celular, de 74,67 m de longitud y con capacidad para 658 t de agua.

(LR-1932)
SuperestructurasCastillo de proa de 20,17 m

(LR-1932)
Desplazamiento5.550 t (LOB-1965)
Peso muerto2.392 t (LR-1966)
Registro bruto3.959 t (LR-1932)

4.085 t (LR-1950)
Registro bajo cubierta2.816 t (LR-1932)
Registro neto2.405 t (LR-1932)

2.360 t (LR-1966)
Eslora total105,80 m (LR-1966)
Eslora e.p.p.101,11 m (LR-1966)
Manga máxima14,93 m (LR-1966)
Manga de trazado14,88 m (LR-1966)
Puntal de trazado8,51 m (LR-1966)
Franco bordo2.711 mm (LR-1950)
Calado máximo 5,90 m (LR-1966)
Cubicación de bodegasGrano: 1.381 m3

Balas: 935 m3

(LOBE-1965)
Número de escotillas3 (LR-1966)
Dimensiones de las escotillasnº 1: 3,43 x 2,97 m

nº 2: 4,80 x 4,65 m

nº 3: 4,12 x 5,18 m

(LR-1966)
Chigres2 de 5 t y 4 de 3 t (LR-1966)
Abra4 m (LOBE-1965)
Pasajeros363 (LR-1966)
Potencia de propulsión5.200 BHP (LR-1966)
Velocidad de servicio17 nudos (LR-1966)
Planta propulsoraDos motores diésel Burmeister & Wain, de 4 tiempos, simple acción, 8 cilindros c/u de 550 mm de diámetro por 1.000 mm de carrera.

Fabricados por Stabilimento Technico de Trieste.

(LR-1966)
Grupos electrógenos3 x 140 kW - 220 V - DC (LR-1966)
Tipo de combustibleGas-oil (LR-1966)
Capacidad de combustible324 t (LR-1966)
Consumo por singladura12 t (LOBE-1965)
Capacidad de los tanques de lastre993 t incluyendo 181 t en los tanques del túnel

(LR-1966)
HISTORIAL

El Príncipe Alfonso nueva motonave para la Compañía Trasmediterránea

En la última mitad de la década de los veinte, la Compañía Trasmediterránea impulsó un plan de nuevas construcciones para potenciar la línea Península-Canarias y los servicios de Baleares y el Estrecho. La Compañía apostó claramente para que estos nuevos buques fueran motonaves y la contratación se efectuó, no solo con los astilleros españoles de la Unión Naval de Levante, sino en astilleros extranjeros de Alemania e Italia. Por lo que respecta a los astilleros italianos, en la factoría de Monfalcone de Cantieri Navale Triestino se construyeron tres hermosas motonaves que fueron entregadas con los nombre de Infanta CristinaInfante D. Jaime y Príncipe Alfonso

La tercera de estas motonaves, construida al igual que su gemelo Infante D. Jaime de acuerdo a los planos que diseñó el ingeniero Estanislao Tintoré, fue puesta en grada el 28 de marzo de 1928 siendo la construcción número 219 de los mencionados astilleros. La botadura del buque tuvo lugar el 18 de noviembre de 1929 recibiendo el nombre de Príncipe Alfonso.

El 6 de Abril de 1930 salió el Príncipe Alfonso de Trieste, al mando de su primer capitán Antonio Dezcallar Montis, hacia Barcelona, en cuyas aguas se efectuaron las pruebas oficiales el día 14 siguiente, terminadas las cuales el representante de los astilleros constructores, José Koening, hizo entrega del nuevo buque al personal de la Compañía Trasmediterránea.

El Príncipe Alfonso salió de Barcelona el 16 de abril de 1930 en viaje inaugural a Palma de Mallorca, a cuyo puerto arribó al día siguiente y a partir de esta fecha quedó adscrito a la citada línea en la que alternó con su gemelo Infante D. Jaime, que había entrado en servicio en septiembre de 1929.

La distribución de pasaje de esta moderna motonave era de 94 pasajeros de primera clase, 78 de segunda y 92 de tercera clase.

También efectuó viajes especiales al margen de las líneas regulares, como el que realizó a Cartago en mayo de 1930, con motivo de la celebración de un Congreso Eucarístico Internacional, contando entre sus pasajeros con los obispos de Madrid-Alcalá, Casamare y Tarazona.

Dentro del programa de "Viatges Blaus", también realizó una excursión a Rosas, en 1930, partiendo desde Barcelona.

El Príncipe Alfonso como Ciudad de Palma

El cambio político debido a la implantación de la Segunda República, el 14 de abril de 1931, tuvo inmediatas consecuencias en la nomenclatura de la flota de la Compañía Trasmediterránea. Aquellos buques que ostentaban los nombres de miembros de la Familia Real y de políticos de la Monarquía, hubieron de ser cambiados por disposición gubernativa y la Compañía Trasmediterránea acordó imponerles nombres de ciudades, quedando de la siguiente manera:

Reina Victoria - Ciudad de Melilla

Príncipe Alfonso - Ciudad de Palma

Infante Don Jaime - Ciudad de Barcelona

Infante Don Juan - Ciudad de Alicante

Infante Don Gonzalo - Ciudad de Valencia

Infanta Beatriz - Ciudad de Sevilla

Infanta Cristina - Ciudad de Cádiz

General Berenguer - Ciudad de Mahón

General Jordana - Ciudad de Málaga

Miguel Primo de Rivera - Ciudad de Algeciras

General Sanjurjo - Ciudad de Ceuta

De esta forma el Príncipe Alfonso pasó a lucir en su popa y amuras el nombre de Ciudad de Palma y a partir de entonces prestó en varias ocasiones los servicios en la línea rápida Barcelona-Cádiz-Canarias y también algunos viajes especiales como el que realizó en junio de 1933 en el que embarcó en Barcelona a una peregrinación con destino a Civitavecchia.

El Ciudad de Palma durante la Guerra Civil Española

Al estallar la guerra civil española, el buque Ciudad de Palma se encontraba prestando servicios en el sector de Baleares y el 18 de julio de 1936 logró salir de Barcelona rumbo a Palma de Mallorca, un poco antes de la hora de su itinerario, ante la noticia de que el puerto iba a quedar cerrado. Permaneció en Palma hasta el 19 de septiembre, cuando embarcó con destino a Ibiza al Tercio Mallorquín y a los “Dragones de la Muerte” que mandaba el conde Rossi. El viaje lo hizo de noche y con el casco pintado de negro.

Por decreto de 27 de octubre de 1936 se dispuso la incautación del buque Ciudad de Palma, entre otras unidades de Compañía Trasmediterránea y en noviembre, junto al Rey Jaime I y el Mallorca y la escolta de un destructor italiano, hizo viaje a La Spezia -comandante, teniente de navío Joaquín Pery- para ser armado como crucero auxiliar instalándole dos piezas de 120 mm y otras dos de 76 mm. De inmediato pasó a relevar al Dómine en la campaña del Cantábrico enarbolando la insignia del contralmirante Luís de Castro y Arizcún, jefe de las fuerzas de Bloqueo en aquella zona.

Durante esta campaña sus hechos más significativos fueron el apresamiento de los mercantes Agire Mendi y Umbe Mendi, éste último con un cargamento de 4.500 toneladas de azúcar así como varios pesqueros de la flota bilbaína y también tuvo un encuentro con el destructor José Luís Díez.

Terminada la campaña del Norte y pacificado el Cantábrico, el Ciudad de Palma fue desarmado y convertido en buque hospital. Los trabajos de desarrollaron en la factoría de la Sociedad Española de Construcción Naval de Sestao, en Bilbao. Cámaras y bodegas fueron habilitadas para la hospitalización de heridos y enfermos, con capacidad para 500 plazas y dotado de quirófano y otros elementos sanitarios indispensables. En Bilbao recibió a los enfermos y heridos procedentes del frente del Ebro. El 4 de febrero de 1938 emprendió su primer viaje desde Bilbao y hasta el 21 de marzo de 1939, en que inició su última expedición, transportó a 20.867 heridos y 7.640 enfermos, que recibieron asistencia a bordo y fueron transportados a los puertos de Gijón, El Ferrol, La Coruña y Vigo.

Durante el período de guerra estuvo mandado por el capitán de corbeta Indalecio Núñez Iglesias, quien tuvo de segundo al teniente de navío Rafael de Aguilar.

El día en que finalizó la guerra -el 1º de abril de 1939-, el buque Ciudad de Palma se encontraba de viaje y poco después se procedió a desmontar sus instalaciones sanitarias y fue devuelto a la Compañía Trasmediterránea.

En los primeros años de la posguerra prestó servicios en la línea rápida Barcelona-Cádiz-Canarias y sólo de modo ocasional lo hizo en la línea Barcelona-Palma.

En la década de los años cuarenta sufrió dos importantes reparaciones. La primera en Palma de Mallorca, desde abril de 1944 hasta el 10 de agosto siguiente, en que salió con destino a Barcelona para entrar en dique, y otra en los Talleres Nuevo Vulcano, desde noviembre de 1946 hasta septiembre de 1947.

En esta misma década, el buque Ciudad de Palma hizo dos viajes históricos. En agosto de 1945 salió de Barcelona con destino a Vigo y allí fue utilizado como hotel flotante con motivo de la celebración de una regata internacional que se disputaba en Marín.

En una ocasión emprendió la ruta trasatlántica con destino a Nueva York, fletado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, para embarcar con destino a España a un numeroso grupo de estudiantes norteamericanos que en las universidades españolas tenían que cursar estudios, saliendo de Barcelona el día 1º de Junio de 1948 con 141 pasajeros y en Cádiz embarcó a otros cuatro. A la entrada del puerto neoyorquino y con práctico a bordo tuvo una violenta colisión con una gabarra, sufriendo daños muy considerables en la proa y amura de babor. Además de obligarle a entrar en dique, este hecho demoró por espacio de casi tres semanas el embarque del abigarrado grupo estudiantil.

A partir de 1949 fueron casi definitivas sus permanencias en la línea de Palma a Barcelona, hasta la entrada en servicio de las motonaves Ciudad de Barcelona, en 1955 y Ciudad de Burgos al año siguiente, en que pasó el Ciudad de Palma a otras líneas.

El 5 de marzo de 1952, en viaje de Canarias a Barcelona, varó en la playa de Casa Antúnez, próxima al puerto de Barcelona, y fue puesto a flote con la ayuda de dos remolcadores entrando en el puerto barcelonés por sus propios medios.

El embarrancamiento en Cala Figuera

El 1 de abril de 1953, miércoles de Semana Santa, en ruta de Barcelona a Palma, embarrancó una mañana de intensa niebla en la punta conocida por El Mular, junto a Cala Figuera, en el extremo occidental de la amplia bahía de Palma.

El Ciudad de Palma se disponía a entrar en la bahía de Palma. Como la niebla era aquel día especialmente intensa, la motonave avanzaba con grandes precauciones y a una velocidad no superior a los 10 nudos. No contaba entre sus equipos de navegación, todavía, con radar alguno, de manera que cuando el banco de niebla cayó frente al puente de gobierno, el capitán tuvo que fiarlo todo a su conocimiento personal del entorno y, pese a las muchas precauciones adoptadas, el Ciudad de Palma fue a clavarse en los bajos de Cala Figuera.

El Ciudad de Palma intentó zafarse de las rocas por sus propios medios pero no lo consiguió. Dada su proximidad con el puerto de Palma pronto acudieron en su ayuda varios barcos y numerosas embarcaciones menores. Lo primero fue rescatar al pasaje, de lo que se ocuparon los vapores de la propia Compañía Trasmediterránea Ciudadela y Ciudad de Alcudia y una lancha de la Tabacalera.

Reconocido el casco por un equipo de buzos, se vio que la motonave había sufrido únicamente una vía de agua poco importante a la altura de la bodega número 1, pero el buque había quedado asentado en el corte que abrió la quilla sobre la piedra caliza del saliente, lo que hacía presagiar que, con los medios disponibles, no sería fácil sacarlo de allí con la rápidez requerida.

Los primeros intentos para sacarlo de su lecho los realizaron conjuntamente el Ciudadela y el Ciudad de Alcudia, que lanzaron sendos cables de remolque, operación que no dió ningún resultado debido a la escasa potencia de los dos vapores. A bordo del dragaminas Bidasoa se trasladaron al lugar del accidente el almirante don Jerónimo Bustamante y el comandante militar de Marina de Mallorca, capitán de navío Victoriano Sánchez Barcáiztegui, que con dirigentes de la Trasmediterránea bajo la dirección del ingeniero naval Rafael de León, trazaron un plan de salvamento que empezaba por coordinar todos los esfuerzos.

En principio, y con objeto de aligerarlo de peso, se vaciaron las bodegas de la motonave de toda la carga que el día anterior había embarcado en Barcelona y que incluía treinta coches; aunque lo primero que se procuró salvar, después del pasaje, claro está, fueron las sacas de correspondencia. Precisamente en su calidad de buque-correo, la correspondencia constituía la carga más importante. Mientras tanto el V. Puchol y el Ciudad de Melilla transportaron material de salvamento.

Pese a los reiterados esfuerzos realizados a lo largo de los días siguientes, el Ciudad de Palma seguía encallado y entonces se intensificó la colaboración de la Armada incorporando a las tareas de salvamento al cañonero Pizarro que se encontraba de apostadero en Palma. Habían transcurrido ya varios días desde que se produjera la encallada y el estado de la mar había perdido la placidez de las primeras jornadas.

La tarde del día 5 se preparó todo para lo que en definitiva sería el último intento y a primeras horas de la mañana del día siguiente se tendieron varios cables desde el buque de guerra y se inició la operación, confiándolo todo en la pericia de la dotación y en los 5.000 caballos que daban las dos turbinas Parsons del cañonero. La operación se realizó con pleno éxito y, obediente a los sucesivos tirones, el Ciudad de Palma se zafó definitivamente de la roca. 

Libre ya de ataduras, la motonave fue conducida a remolque al puerto de Palma para una reparación de fortuna, que consistió en la realización de una gran cajonada de cemento y arena para cerrar las vías de agua existentes. Posteriormente el Ciudad de Palma partió hacia Valencia por sus propios medios y el 24 de abril, a última hora de la tarde subió a dique para proceder a su reparación.

Por el reconocimiento efectuado se vió que el daño principal se encontraba entre las cuadernas 116-125, consistente en una gran deformación o abolladura afectando forro, quilla vertical, varengas, vagras y doble fondo, como consecuencia de haber descansado y haber sido golpeado el barco contra las rocas. Presentaba además deformaciones importantes en todas las planchas de quilla horizontal hacia proa, afectando quilla vertical, varengas y vagras y también deformación en el pie de roda, que luego se vió estaba agrietado interiormente y muy alabeado, todo ello a causa del primer choque y resbalamiento sobre las rocas.

La reparación efectuada contempló la colocación de 13.000 remaches, renovación de 32,2 t de acero y rectificado de 15,6 t de acero.

El día 16 de mayo, tras 22 días en dique, el Ciudad de Palma fue puesto nuevamente a flote reincorporándose a su servicio.

El Ciudad de Palma nuevamente en servicio

Reincorporado al servicio, durante unos años estuvo cubriendo la línea Sevilla-Canarias y en su última etapa prestó servicios en el sector de Baleares cubriendo las líneas de Barcelona-Mahón, Ibiza-Valencia e Ibiza-Alicante.

El 1º de junio de 1959, en viaje de Canarias a Cádiz, auxilió al pesquero Virgen de la Paloma

remolcándolo unas 60 millas, hasta que fue entregado a la fragata de la Armada Magallanes, que se hizo cargo del pesquero siniestrado.

El 17 de noviembre de 1966, en ruta de Mahón a Barcelona, poco después de la salida del puerto, y cuando navegaba en las proximidades de la isla del Aire, acudió en auxilio del motovelero Cala Engosauba, que se dirigía a Mahón procedente de Marsella con un cargamento de cemento, y tenía rotura del eje de la hélice. El Ciudad de Palma lo auxilió y le dio remolque hasta la entrada del puerto.

En agosto de 1967, en viaje de Valencia a Ibiza, recogió a siete náufragos del motovelero Pico de Aneto, que se incendió a unas veinte millas de Valencia, cuando navegaba de Castellón a Motril.

Final de su vida marinera

En 1967, con la entrada en servicio de los buques de la serie "X", la Compañía Trasmediterránea consideró innecesario al Ciudad de Palma, y en diciembre de 1967 cesó en su vida activa de correo marítimo quedando amarrado en Barcelona. En marzo de 1968 fue vendido en pública subasta, siendo adjudicado a Federico Suárez, de Hospitalet de Llobregat, y remolcado a Vilanova y la Geltrú donde fue desguazado.

Referencias documentales:

Libro "Historia de la Flota" de Juan Carlos Díaz Lorenzo.

Libro "Todo avante" de Marino Gómez-Santos.

Libro "Al resguardo de Anaga. De la mar y los barcos" de Juan Carlos Díaz Lorenzo.

Artículo "Ciudad de Palma: del blanco al gris y viceversa" de José María Barceló-Fortuny publicado en la Revista General de Marina de diciembre de 2006.

Artículo "Reparación del Ciudad de Palma" de Ricardo Rein Carsi publicado en la revista Ingeniería Naval de junio de 1953.

Blog www.vidamaritima.com de Vicente Sanahuja.

Web www.miramarshipindex.org.nz

Lloyd´s Register of Shipping años 1932, 1935, 1950, 1956, 1965 y 1966.

Lista Oficial de Buques Españoles años 1951 y 1965.

DOCUMENTACIÓN TÉCNICA
Planos de alzado, cubierta de botes y puente de mando

Revista Ingeniería Naval de octubre de 1932
Planos de las cubiertas de paseo y principal, castillo y toldilla

Revista Ingeniería Naval de octubre de 1932
Planos cubiertas tercera y segunda

Revista Ingeniería Naval de octubre de 1932

GALERÍA DE IMÁGENES
El Príncipe Alfonso tomado por su costado de babor

Archivo: Juan Ignacio Bas Grau

Diversas vistas interiores del Príncipe Alfonso

Libros y postales corporativos
Zona de estribor de la veranda cubierta de primera clase
Escalera principal en el hall de primera clase
Salón de primera clase
Vestíbulo de los camarotes de primera clase
Camarote con dos camas y cuarto de baño

Diversas vistas de interiores del Príncipe Alfonso

Libros y postales corporativas
Postal corporativa de los gemelos

Archivo: Carlos A. Rodríguez Barrientos
El Príncipe Alfonso en Roses en uno de los famosos Viatges Blaus

Del libro "Roses 1875-1975 del model comercial a la revolució turística"

www.vidamaritima.com
Otra vista del Príncipe Alfonso en Roses en 1930

Del libro "Roses 1875-1975 del model comercial a la revolució turística"

www.vidamaritima.com
El Príncipe Alfonso, ya como Ciudad de Palma y bandera republicana, atracando en Palamós

www.photoships.co.uk
Postal corporativa de los dos gemelos portando la bandera republicana

Archivo: Laureano García Fuentes
El Ciudad de Palma, durante la guerra civil española, como buque hospital

Revista General de Marina, diciembre 2006
Atracado en el puerto de Barcelona

Archivo: Juan Ignacio Bas Grau
Atracado babor al muelle

Archivo: Vicente Sanahuja
Atracado en el puerto de Barcelona

Centro de documentación del Museu Marítim de Barcelona

www.mmb.cat
El Ciudad de Palma atracando en Palma de Mallorca

www.photoships.co.uk
Tomado por su aleta de estribor

www.guregipuzcoa.net
En Palma realizando la maniobra de atraque

Archivo: Salvador García García
Entrando en el puerto de Santa Cruz de Tenerife durante la Segunda Guerra Mundial

Archivo Díaz Lorenzo

Del libro de Juan Carlos Díaz Lorenzo "Al resguardo de Anaga. De la mar y los barcos" 
 Maniobrando en el puerto de Barcelona con los signos identificativos de la neutralidad

Archivo: Juan Ignacio Bas Grau
Atracado en el puerto de Barcelona en uno de sus atraques habituales

Archivo: Vicente Pérez Molías
El Ciudad de Palma mostrando su costado de estribor

Archivo: Juan Ignacio Bas Grau
Atracado en el puerto de Barcelona. En primer término el Rey Jaime II

Archivo: Laureano García Fuentes
Bonita imagen del Ciudad de Palma tomado por su popa

Archivo: Manuel Rodríguez Aguilar
Atracando en Palma de Mallorca

Fotografía: Rotger

Archivo: Jaume Cifré Sánchez

NUEVA IMAGEN (27/06/2015)
El Ciudad de Palma atracado en Palma de Mallorca

www.photoships.co.uk
Postal del Ciudad de Palma atracado en Palma y tomado por su aleta de estribor

Archivo: Rafael Calafell Clar.
Entrando en el puerto de Mahón

Del libro "Menorca record d´un temp"
Cargamento de neveras en el Ciudad de Palma

Facebook: "Fotos antiguas de Mallorca"

EL "CIUDAD DE PALMA" EMBARRANCADO EN EL MULAR EL 1/4/1953
El Ciudad de Palma embarrancado en el cabo de Cala Figuera el 1 de abril de 1953

Abarloado a su costado de babor el Ciudad de Alcudia (ex Ciudad de Palma)

Del libro de Juan Pou Muntaner "La Marina en las Baleares"
El Ciudad de Alcudia abarloado al Ciudad de Palma

Archivo: Jaume Cifré Sánchez

NUEVA IMAGEN (27/06/2015)
Significativa imagen del Ciudad de Palma embarrancado y el Ciudad de Alcudia abarloado a él

Archivo: Jaume Cifré Sánchez

NUEVA IMAGEN (04/09/2015)
Imagen del escenario del embarrancamiento con el V. Puchol al fondo

Revista General de Marina de diciembre de 2006
Otra imagen del Ciudad de Palma embarrancado

Archivo: Laureano García Fuentes
El Ciudad de Palma en su lecho rocoso

Archivo: Jordi Piera Costa
El Ciudad de Palma todavía embarrancado

Colaboración de Juanjo Galiano
Dos imágenes del Ciudad de Palma, en la factoría de la Unión Naval de Levante, en la que se pueden apreciar los daños sufridos en su casco como consecuencia del embarrancamiento de Cala Figuera

Revista "Ingeniería Naval" de junio de 1953

EL "CIUDAD DE PALMA" NUEVAMENTE EN SERVICIO
El Ciudad de Palma tomado por su costado de babor

Folleto corporativo
Saliendo del puerto de Barcelona

Fotografía: Galilea

Archivo: Laureano García Fuentes
Vista parcial de los astilleros de Sevilla en la que se puede apreciar al Ciudad de Palma reparando

Archivo: IZAR

Del libro de Juan Carlos Díaz Lorenzo "Empresa Naviera Elcano. Seis décadas de historia"
Atracado en el puerto de Barcelona. Al fondo el Ciudad de Mahón

Colección Laureano García Fuentes
El Ciudad de Palma llegando a Palma al amanecer

Archivo: Laureano García Fuentes
Entrando al puerto de Santa Cruz de Tenerife

Archivo: Díaz Lorenzo

Del libro de Juan Carlos Díaz Lorenzo "Al resguardo de Anaga. De la mar y los barcos"
Saliendo del puerto de Santa Cruz de Tenerife

www.photoships.co.uk
Dos imágenes del Ciudad de Palma atracado en el puerto de Santa Cruz de La Palma

Archivo: Maxi

Blog: "Historia de la Palma"
Atracado en el Puerto de la Luz de Las Palmas de Gran Canaria

Archivo: Laureano García Fuentes
En Ibiza con el Ciudad de Mahón

Facebook: "Postales y fotos antiguas de Ibiza"
Preciosa imagen del puerto de Ibiza con el Ciudad de Palma atracado en la estación marítima

Facebook: "Postales y fotos antiguas de Ibiza"
Atracado en el puerto de Ibiza junto al Ciudad de Mahón

Archivo: Laureano García Fuentes
Atracado, babor al muelle, en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. A su proa está situado el Ernesto Anastasio y al fondo puede distinguirse al tristemente famoso trasatlántico portugués Santa María

Archivo: Laureano García Fuentes
Preciosa imagen nocturna con el Ciudad de Palma y el Ernesto Anastasio en Santa Cruz de Tenerife

Archivo: Laureano García Fuentes
El Ciudad de Palma y el Santa María del Pino, atracados en el puerto de Valencia

Archivo: Laureano García Fuentes
Atracado en el puerto de Mahón

Archivo: Laureano García Fuentes
Pauta de acomodación del Ciudad de Palma

Archivo: Manuel Rodríguez Barrientos

IMAGEN DESPLEGABLE
El Ciudad de Palma en una bonita acuarela de M. Martí Barrionuevo

Archivo: Laureano García Fuentes
El Ciudad de Palma en los muelles de Vilanova i la Geltrú esperando su desguace

Archivo: Tófol Tobal Conesa