Vapor "Ciudad de Alcudia"

Integrado en la flota de Trasmediterránea en 1918 al convertirse

la Isleña Marítima en empresa filial de la Compañía Trasmediterránea

Última actualización: 27 de junio de 2015
CARACTERÍSTICAS
Nombres y propietariosQueen Mary (1879 - ????)

Näiade (???? - ????)

Queen Mary (???? - 1891)

Urania (1891 - 1910)

Marqués de Gironi

Ciudad de Palma (1910 - 1918)

Isleña Marítima

Ciudad de Palma (1918 - 1931)

Isleña Marítima (filial de Trasmediterránea)

Ciudad de Alcudia (1931 - 1958)

Compañía Trasmediterránea
TipoConstruido como yate
Año de construcción1879 (LR-1918)
ConstructorAlexander Hall & Co.

Aberdeen (Inglaterra)

(LR-1918)
Número de construcción301 (Miramar)
Fecha de la botadura30 de agosto de 1879 (Miramar)
Fecha de la entregaAgosto de 1879 (LR-1923)
Final del buqueDesguazado en Valencia en marzo de 1959.

(Historia de la Flota)
MatrículaCon pabellón español: Palma de Mallorca

(LOB-1930)
Señal de llamadaEEHO (LR-1956)
Entidad clasificadoraBureau Veritas (LR-1923)
Material del cascoHierro (LR-1923)
Desplazamiento en máxima carga178 t (LOB-1951)
Registro bruto173 t (LR-1923)

197 t (LR-1956)
Registro neto87 t (LR-1923)

71 t (LR-1956)
Eslora total40,99 m (LR-1956)
Eslora e.p.p.39,08 m (LR-1923)

38,25 m (LR-1950)
Manga máxima6,43 m (LR-1923)
Puntal de construcción3,25 m (LR-1923)
Franco bordo900 mm (LOB-1930)
Calado máximo2,78 m (LOB-1951)
Cubicación de bodegasGrano: 79 m3 (LOB-1951)
Dimensiones de la escotilla mayor2,7 x 1,7 m (LOB-1951)
Pluma de mayor potenciaUna de 1 t (LOB-1951)
Abra3,6 m (LOB-1951)
Pasajeros39 (LOB-1951)
Potencia de propulsión63 NHP (LR-1918)
Velocidad9 nudos (LOB-1930)
Planta propulsoraUna máquina de vapor Compound, de dos cilindros de 487 y 872 mm de diámetro por 615 mm de carrera.

Fabricada por Smith Brothers & Co de Glasgow.

Una caldera cilíndrica, fumitubular, de llama en retorno dotada de dos hornos, con una superficie de parrilla de 3,72 m2 y una superficie de calentamiento de 127 m2, funcionando a una presión de 80 libras/pulgada2 (5,6 kp/cm2).

(LR-1918)
Tipo de combustibleCarbón (LOB-1951)
Capacidad de las carboneras40 t (LOB-1951)
Consumo por singladura7,2 t (LOB-1951)
Capacidad de los tanques de lastre20 t (LOB-1930)
Capacidad de los tanques de agua destilada7 t (LOB-1930)
HISTORIAL

El Queen Mary, un bonito yate con un nombre emblemático

Este pequeño vapor fue en sus orígenes un yate construido en los astilleros de Alexander Hall & Co, de Aberdeen. Construcción número 301 de dichos astilleros, fue botado el 30 de agosto de 1879 con el nombre de Queen Mary y entregado a continuación. 

Tenía el casco de hierro, con proa de violín y los palos y la chimenea en caída, o inclinados hacia popa, como los de la mayoría de barcos de su época. Su puente de mando era descubierto.

Posteriormente tomó el nombre de Näiade aunque mas tarde fue nuevamente renombrado Queen Mary hasta el año 1891, en que fue adquirido por el aristócrata italiano marqués de Gironi, que lo rebautizó Urania y lo usaba como yate de recreo por el Mediterráneo, gastando en su entretenimiento unos 12.000 duros al año. 

En mayo de 1910 fue adquirido por la Isleña Marítima, en el puerto de Livorno, para ser destinado a cubrir la línea entre Palma de Mallorca y Cabrera, recién establecida en el cuadro de comunicaciones marítimas por aplicación de la ley de 14 de junio de 1909, imponiéndosele el nombre de Ciudad de Palma. Estos servicios debían implantarse a partir del 1 de enero del año siguiente y que, según se disponía, deberían efectuarse por medio de vapores de más de 50 toneladas y un andar mínimo de 11 nudos. 

Efectuó la compra directamente Don Sebastián Simó, director entonces de la Isleña, conjuntamente con Don Antonio Thomás, primer maquinista de la casa, en nombre de la misma, que les había comisionado para este trabajo. El precio que se pagó por este buque ascendió a 59.000 liras.

El 17 de junio siguiente arribó en viaje inaugural a Palma procedente de Marsella, bajo el mando del capitán Pedro Oliver Pagés, en una jornada histórica, pues aquel día también llegaron al puerto palmesano los vapores Mallorca (el tercero de ellos) y el Formentera, causando grata impresión entre la gente de mar la airosa y esbelta silueta del Ciudad de Palma.

El 4 de julio emprendía su viaje inaugural de Palma a Cabrera al mando del capitán Don Jorge Bennasar Juan, siendo éste el primer mando de este oficial. Efectuaba el nuevo correo dos viajes redondos a la semana, saliendo de Palma los martes y los viernes por la mañana y estando de regreso por la tarde. Tardaba un tiempo aproximado de 4 horas en cada travesía.

El 1 de enero siguiente Don Jorge Benassar fue sustituido por Don Antonio Dezcallar Montis, siguiéndole en años sucesivos Don Antonio Guasp, Don Miguel Leopoldo y Don Bartolomé Company como capitanes titulares del buque.

Año tras año continuó en la línea de Cabrera a razón de tres viajes semanales hasta 1920 y de dos expediciones a partir de esta fecha, cubriendo también la línea de Palma y de Alcudia a Ciudadela cuando el vapor Ciudadela tenía que ser sometido a las pertinentes reparaciones y carenas.

Además de sus normales viajes de itinerario, realizó otros con carácter privado, como el que verificó el 21 de Febrero de 1911 a lbiza con el obispo de Menorca Dr. Torres con motivo del fallecimiento de su madre. El 27 de Julio del mismo año, embarcó en el puerto de Sóller a Don Antonio Maura y familia para efectuar una excursión al torrente de Pareis.

El día 13 de julio de 1913 efectuó su primer viaje a Barcelona, con el motivo de limpiar fondos y finalizada la operación, se reintegró a su servicio normal.

En 1915, dado su escaso tonelaje y corta duración de la línea que cubría, tomó el mando el patrón de cabotaje Don Mateo Abraham Coll hasta su jubilación en 1932, sucediéndole Don Blas Cifre Mercé también hasta su jubilación en 1947, desde cuya fecha volvió a ser mandado por capitanes de la marina mercante.

El Ciudad de Palma bajo la contraseña de la Compañía Trasmediterránea

En 1918, al constituirse la Isleña Marítima en filial de la Compañía Trasmediterránea, el Ciudad de Palma pasó a navegar por cuenta de la naciente naviera junto a sus compañeros de flota Rey Jaime I, Rey Jaime II, Miramar, Bellver, Balear, Cataluña, Isleño, Lulio, Mallorca y Formentera.

El Ciudad de Palma continuó prestando sus servicios interinsulares en Baleares, realizando otros servicios especiales como el de 1922, que fletado por varias familias de Palma, realizó la vuelta a la isla, viaje que repitió en 1925.

En enero de 1931 causó baja en la Isleña Marítima, pasando a engrosar la flota de la Compañía Trasmediterránea, por haber esta última absorbido a la primera. Con el advenimiento de la Segunda República, en abril de 1931, se le impuso el nombre de Ciudad de Alcudia al recibir el de Ciudad de Palma la motonave Príncipe Don Alfonso.

El Ciudad de Alcudia durante la Guerra Civil Española

Cuando estalló la guerra civil en julio de 1936, el Ciudad de Alcudia se encontraba amarrado en su habitual fondeadero en el puerto de Palma de Mallorca, suspendiendo sus normales servicios por quedar incorporado a la Armada nacional. Se le pintó de color gris, convirtiéndolo en patrullero, y fue mandado por oficiales de la Reserva Naval. Para cumplir con estos fines se le emplazaron dos cañones de 45 mm.

En el transcurso de la contienda, solamente en una ocasión volvió a Cabrera, el 19 de octubre de 1936, a recoger el material abandonado por las tropas republicanas durante la fugaz ocupación de la isla que, al mando del capitán Alberto Bayo, habían desembarcado en Mallorca y, al ser rechazadas, se habían detenido un corto espacio de tiempo en aquella isla, antes de regresar a Barcelona.

El 7 de junio de 1937, prestando servicio de guardacostas, a unas diez millas del cabo de Cala Figuera, salvo al piloto y a dos funcionarios del Banco de España que en una avioneta habían salido de Palma para transportar a lbiza 4 millones y medio de pesetas para las atenciones de aquella isla, y que por avería en el motor cayó al mar.

Hacia finales de ese mismo año, fue varado para una limpieza de fondos y nuevo pintado de los mismos. Al mismo tiempo, fue sometido a una pequeña reforma consistente en el acortamiento de seis metros y medio de sus largos palos y en la construcción de una caseta para abrigar su puente de mando.

El Ciudad de Alcudia durante la posguerra

Al finalizar la guerra, fueron restablecidos los correos marítimos de Baleares y habiendo cesado el Ciudad de Alcudia en su cometido de buque auxiliar de la Armada, fue nuevamente destinado a cubrir la que fuera su línea habitual, al principio con un solo viaje a la semana, que efectuaba los jueves y más tarde, en la forma antigua.

En el mes de julio de 1944 se trasladó a Barcelona para sufrir una importante reforma, cuyos trabajos duraron hasta septiembre de 1945 y que costaron unos dos millones de pesetas, cantidad elevadísima en aquella época. Se efectuó ésta en los talleres de Nuevo Vulcano y, entre otras operaciones, se le modificó la proa, que antes era de las de "violín", convirtiéndola en recta, más de acuerdo con los tiempos que corrían. Se le amplió también la cámara, fue cambiada la chimenea por otra de tipo más moderno y se le acortaron los palos sensiblemente, suprimiéndole el botalón. Esta reforma cambió del todo su fisonomía, haciéndole perder su hermosa estampa marinera, pero en cambio ganó mucho en comodidad y espacio de cámara, alojamientos y bodega. Posteriormente se le quitó el mástil de popa.

Terminada la reforma a fines de enero de 1946 se efectuaron en aguas de Barcelona las pruebas oficiales y el primero de febrero se reincorporó al servicio que siguió prestando durante un largo período de tiempo, hasta que en 1956 fue destinado a cubrir unos, con carácter extraordinario, en la línea Ibiza-Formentera, a razón de tres expediciones semanales.

El 1 de abril de 1953 acudió en auxilio del Ciudad de Palma, la motonave a la que cedió su nombre, que había embarrancado en Cala Figuera y junto al Ciudadela se hicieron cargo del pasaje para desembarcarlo en puerto.

Final de su vida marinera 

A finales de junio de 1958, estando próximo a cumplir los ochenta años de navegación y perdida su clasificación, quedó amarrado en el contramuelle de Palma de Mallorca en espera de acontecimientos. El 10 de octubre de ese mismo año causó baja en el contrato de comunicaciones de soberanía y fue vendido en pública subasta el 20 de diciembre y el 18 de marzo de 1959 zarpó de Palma en viaje a Valencia para proceder a su desguace.

Referencias documentales:

Libro "Historia de la Flota" de Juan Carlos Díaz Lorenzo.

Libro "Todo Avante" de Marino Gómez-Santos.

Libro "La Marina en las Baleares" de Juan Pou Muntaner.

Libro "Vapores de las Islas Baleares" de Ramón Sampol Isern.

Libro "Orígenes y constitución de la Compañía Trasmediterránea. Evolución económica y comercial en el siglo XX" de Francisco Font Betanzos.

Libro "La marina mercante y el tráfico marítimo en la guerra civil" de Rafael González Echegaray.

Blog www.vidamaritima.com de Vicente Sanahuja.

Web www.miramarshipindex.org.nz.

Lloyd´s Register of Shipping años 1918, 1923, 1945, 1950 y 1956.

Lista Oficial de Buques Españoles años 1930 y 1951.

GALERÍA DE IMÁGENES
El Ciudad de Palma con la contraseña de la Isleña

Del libro de Juan Carlos Díaz Lorenzo "Historia de la Flota" 
El Ciudad de Palma tomado por su costado de babor

Archivo: Laureano García Fuentes
El Ciudad de Palma en una preciosa acuarela de Ramón Sampol Isern

Del libro de Ramón Sampol Isern "Vapores de las Islas Baleares"
Interesante postal del puerto de Palma en 1920, en la que se aprecia la proa del Ciudad de Palma

www.wikipedia.org
El Ciudad de Alcudia armado y convertido en patrullero durante la guerra civil española

Del libro de Rafael González Echegaray "La marina mercante y el tráfico marítimo en la guerra civil"
En su atraque habitual en Palma de Mallorca, ya transformado

Archivo: Vicente Sanahuja
Abarloado al Ciudad de Palma cuando este embarrancó en abril de 1953

Del libro de Juan Pou Muntaner "La Marina en las Baleares"
El Ciudad de Alcudia, tomado por su amura de babor, abarloado al Ciudad de Palma embarrancado

Archivo: Jaume Cifré Sánchez

NUEVA IMAGEN (27/06/2015)
 Bonita imagen del Ciudad de Alcudia en Palma de Mallorca

Archivo: Carlos Antonio Rodríguez Barrientos
El Ciudad de Alcudia fondeado en La Savina (Formentera)

Colaboración de Juanjo Galiano
Otras dos imágenes del Ciudad de Alcudia en su atraque habitual de Palma de Mallorca

Archivo: Laureano García Fuentes